En YPF no creen en un alza de los precios del petróleo

El alza de los precios internacionales del petróleo no tendrá mayor repercusión a mediano ni a largo plazo, dijo el director de la empresa petrolera estatal YPF y exsecretario de Energía, Emilio Apud. “Veo un optimismo no justificado en cuanto a la subida de los precios”, comentó Apud.

Extracción de petróleo (imagen referencial)

Ese entusiasmo se observa en diversos analistas internacionales, que auguran que el barril de 159 litros petróleo puede llegar a los 70 dólares en los próximos cinco años.Esta estimación fue desechada por Apud, director titular y miembro del comité de auditoría de YPF desde abril de 2016.

“A dólar constante, los precios se van a estabilizar a 60 (por barril) y pueden llegar a bajar, porque el mercado va a reemplazar dentro de lo posible los líquidos por el gas, un combustible menos contaminante que el petróleo”, afirmó el representante de la petrolera argentina.

Bomba de petróleo (imagen referencial)

La mayoría de los países han rescindido compromisos a fin de combatir el calentamiento global y reducir la emisión de dióxido de carbono, añadió Apud, secretario de Energía durante el Gobierno de Fernando de la Rúa (1999-2001).Por lo tanto, “es difícil que los precios del barril repunten a valores de siete u ocho años atrás”, afirmó.

El petróleo no superará los 60 dólares en 2018, siempre que no aparezca algún conflicto bélico internacional imprevisto que agrave la situación en países como Corea del Norte o Irak, consideró el exsecretario de Energía.

“En esos casos, el precio del barril, que es muy sensible, podría llegar a bajar”, observó.

La industria petrolera presta mucha atención a la estimación de precios que realiza la agencia Bloomberg, en base a encuestas realizadas a distintas empresas y productores, y calcula que el barril de petróleo puede alcanzar entre los 62 y 69 dólares el año que viene, pero esa empresa estadounidense “se ha equivocado bastante, y no justifica cuáles son los motivos de ese precio”, alegó.

Son muchas variables las que intervienen en la industria petrolera, y existe “mucha especulación en las bolsas de capitales, así que es muy difícil saber qué va a pasar”, señaló Apud.

“El aumento actual se debe a una mejora de los pronósticos de la demanda de hidrocarburos, al tiempo que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) están cumpliendo con su compromiso de no producir más de cierto límite para no exacerbar la oferta”, analizó.

Extracción de petróleo
El declive de plataformas petroleras en Estados Unidos puede verse compensado “con el aumento que está teniendo el “shale oil” y el “shale gas” (petróleo y gas situados en rocas de esquisto) en los campos no convencionales que tiene Estados Unidos”, observó Apud.

En paralelo, EEUU ha empezado a exportar gas licuado.

A mediano y largo plazo, “la tendencia es que el petróleo va a ir cayendo al tiempo que aumenta el gas”, consideró el experto.

“No sé si dentro de 30 o 40 años la industria petrolera va a empezar a languidecer, mientras que a corto plazo, hay inventarios importantes que no creo queden almacenados por mucho tiempo, lo que va a regular los precios”, concluyó Apud.

El barril de petróleo Brent del Mar del Norte que se despachará en enero cerró el 6 de noviembre a 64,27 dólares en el mercado de futuros de Londres.

Nov, 07-2017