Scioli se esfuerza por aumentar comercio bilateral con Brasil, pese a las ironías de Bolsonaro sobre Argentina

El embajador en Brasilia, Daniel Scioli, consideró que el objetivo de “reencauzar” las relaciones entre Argentina y Brasil, con la mirada puesta en sostener el aumento de las ventas al país vecino, será posible a partir de una agenda positiva entre ambas naciones y del entendimiento del gobierno de Jair Bolsonaro de las “dificultades” que el presidente Alberto Fernández heredó de la gestión de Cambiemos.

Tras recibir a Scioli, Bolsonaro aseguró que "quiere lo mejor para  Argentina" | Filo News

En una entrevista Scioli reveló además que expone sus quejas cada vez que Bolsonaro realiza alguna declaración crítica al Gobierno argentino, pero marcó como prioridad defender una agenda positiva entre Argentina y Brasil.

Scioli afirmó que el objetivo de aumentar las ventas argentinas a Brasil tiene que ver también con poder explicar las medidas del Gobierno frente a las “dificultades” heredadas de la gestión de Mauricio Macri.

En septiembre último, por ejemplo, Brasil volvió a ser el principal socio comercial de Argentina, una condición que el embajador podría capitalizar para relacionarse con el mundo empresario y político de Brasilia.

Pese a que Scioli y el canciller Felipe Solá iniciaron una suerte de deshielo con Jair Bolsonaro -que había expresado sus preferencias por Macri-, cada tanto el mandatario de Brasil lanza críticas hacia Argentina por su posicionamiento en política exterior, como por ejemplo, frente a la situación de Venezuela o el Foro de San Pablo, entre otros cuestionamientos lanzados por el brasileño.

“Yo creo que a veces son mensajes para su política interna y por eso, cuando ocurrió, hice llegar mi queja, mi preocupación, porque es algo que no condice con la armonía de la relación. Y de esta preocupación se ha tomado nota. Lo hice con respeto y firmeza y con la convicción en el respeto al pueblo argentino y al brasileño”, evaluó Scioli.

Incluso, contó que en esos encuentros con las autoridades brasileñas, él advierte cierto “desconocimiento” de la realidad argentina y, por eso, se ocupa de “explicar las dificultades con las cuales el presidente Alberto Fernández recibió el Gobierno”.

Según, el exgobernador bonaerense y excandidato presidencial, la idea es plantear en el Gobierno de Bolsonaro “una agenda positiva marcada por el presidente Fernández”.