Paolo Rocca en la mira de la justicia italiana

La justicia italiana puso su atención sobre el dueño de la multinacional Techint, Paolo Rocca. Fue después un fiscal de ese país, Fabio Di Pasquale solicitara mediante un exhorto que la Justicia argentina ordene la citación a declaración indagatoria del empresario por sospechas de haber entregado dádivas a funcionarios de Brasil.

Paolo Rocca - Dueño Techint

El fiscal italiano viajó para exigir que la Justicia argentina cumpla con medidas que ordenó desde Milán hace dos meses.

Di Pasquale exigió también que sean secuestrados correos electrónicos y registros de llamadas de Rocca y los miembros de la cúpula de la compañía, sospechados de haber entregado dádivas a funcionarios brasileños, aunque en el ámbito argentino le habrían advertido que “el sistema argentino no funciona así”, sino que exige una mayor cantidad de pruebas según informó un matutino.

Sin embargo, diferencias entre los sistemas judiciales de Argentina e Italia habrían impedido al fiscal Di Pasquale el acopio de información, según reveló el diario Perfil de Argentina.

El funcionario italiano apunta a Techint en el marco de una investigación que indaga sobre un “vínculo directo” entre la firma, sociedades offshore y cuentas en Suiza con las que se habrían pagado sobornos a miembros de Petrobras.

Techint, de capitales ítalo-argentinos, afronta una investigación en su contra por presuntos pagos de sobornos a las autoridades de Argentina y Brasil a cambio de millonarias licitaciones, esquema similar al utilizado por la brasileña Odebrecht.

Las investigaciones iniciaron en Italia tras el hallazgo del juez brasileño Sergio Moro. En Brasil, Techint vendió tubos a Petrobras por US$ 1.600 millones y habría realizado pagos en coimas por US$ 9,4 millones entre 2009 y 2013.

Techint también tiene presencia en Perú, pues participó en proyectos como los Gasoductos de Camisea, la planta de compresión de Kepashiato, y podría participar también de la ampliación del oleoducto Norperuano junto

La multinacional cuenta con dos causas abiertas en la Justicia federal por el presunto pago de sobornos, ambas denunciadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) e investigadas por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Porcelac).

En cuanto a los aportes italianos, suman testimonios de varios arrepentidos en Brasil. Se trata de Joao Antonio Bernardi Filho, quien dijo ser intermediario de los pagos, y Nicolau Marcelo Bernardo, que entregó documentos sobre las presuntas coimas, que habrían llegado hasta el ex jefe de Gabinete del entonces presidente Lula Da Silva, José Dirceu.

En total, en tierras brasileñas, Techint está acusada de integrar un cartel de 15 empresas constructoras que funcionaban como una asociación para repartirse las obras millonarias.

Nov, 29-2017