Los empleados de bancos y software recibirán los mayores incrementos salariales durante 2021

El personal de los bancos y del sector del software recibirá los mayores incrementos salariales del 2021, según el relevamiento de una consultora privada.

Este aumento, según se prevé, será del 41,69%, tomando como referencia una inflación proyectada para el año del 47,7%.

De acuerdo a las estadísticas reveladas, los sectores que darán incrementos mayores serán los bancos (45%) y software (45%), seguido por el de telecomunicaciones (44%). A estos le siguen los rubros del automotriz (44%), Fintech (44%) y medios y entretenimiento (44%). Finalmente, se encontrará el sector de productos de manufactura y hardware (44%), seguros (44%), ciencias de la vida (43%), servicios (42%), química (42%) y consumo masivo (42%).

Ivana Trornton, Directora de Career de Mercer, consultora encargada del sondeo explicó que las principales compañías que se verán beneficiadas serán aquellas basadas en la digitalización.

Esto quiere decir, que la industria de la tecnología presentará los mayores incrementos salariales a diferencia de las demás. 

Por qué ocurrirá esto

La especialista explicó que esto se debe a que “hay una gran escasez de talento digital, por lo que su atracción y retención es clave”.

En otras palabras, falta “mano de obra”, por lo que, se ofrecen salarios mayores.

No obstante, en el otro extremo se encuentran industrias en las que el porcentaje de incrementos dependerá en gran medida de en qué grado la actividad se recuperará. Claros ejemplos de estas son el turismo, ingeniería y construcción, petróleo y gas. Así lo señaló Trornton.

A su vez, la consultora indicó que en cuanto a la prevalencia de los meses de otorgamiento, abril y octubre serán los meses más predominantes.

Cabe destacar, los datos brindados surgieron de un informe realizado por Mercer, consultora global líder en recursos humanos. La información fue resultado del análisis de 330 empresas líderes nacionales y subsidiarias de multinacionales, del 1 al 10 de febrero de este año.

Para finalizar, Thornton añadió que las empresas “van ajustando el porcentaje en función de cómo evoluciona la inflación, la economía, la situación de negocio y la demanda del mercado laboral”.