La ONU afirma que Corea del Norte robó 300 millones de dólares en criptomonedas

Durante los últimos días, se dio a conocer que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) redactó un informe confidencial en el que afirmaba que Corea del Norte pirateó cuentas bancarias.

Mediante esto, de acuerdo al ente mundial, el gobierno coreano obtuvo más de 300 millones de dólares en criptomonedas que destinó a sus programas nucleares y balísticos prohibidos.

Entre las afectadas se encuentran varias Instituciones financieras y bolsas.

El trabajo, desarrollado por un grupo de expertos, estima que “en total el robo de bienes virtuales cometidos por el país entre 2019 y noviembre de 2020 alcanza la suma de unos 316,4 millones de dólares”.

Delitos

Según se averiguó, la gran mayoría de esos ingresos provienen de dos operaciones cometidas a fines de 2020 que las unidades de la ONU estaban investigando.

Los expertos explicaron que estaban rastreando el pirateo en septiembre de un intercambio de criptomonedas que culminó con el robo de 281 millones de dólares.

Un mes después, en un segundo ataque, obtuvieron un botín de 23 millones de dólares.

“Un análisis inicial de los vectores utilizados para el ataque y los medios empleados posteriormente para blanquear el producto ilícito revela fuertes vínculos con la República Popular Democrática de Corea (RPDC)”, afirma el informe.

A través de estas declaraciones, la ONU afirma sólidamente que el principal responsable de la estafa es el gobierno a cargo de Kim Jong-un.

Sumado a esto, los grupos especiales de la ONU ya estaban al tanto de las habilidades que Corea del Norte poseía para piratear. Los expertos habían rastreado tres movimientos anteriormente, una en 2014, la otra en 2016 y finalmente en 2017

En 2014, Corea del Norte fue acusada de atacar a Sony Pictures Entertainment para vengarse de la película The Interview, una sátira que se burla del líder Kim Jong-un.

Luego, también se sospecha que robó unos 81 millones de dólares del Banco Central de Bangladesh (BCB) en 2016. Además, unos 60 millones de dólares del banco taiwanés Far Eastern International en 2017.

¿Por qué lo hacen?

Como se sabe, el país oriental  busca constantemente nuevas formas de recaudar fondos. Esto, para poder contrarrestar las múltiples sanciones que sufre debido a sus programas de armamento. Además,  los programas nucleares y balísticos absorben la gran mayoría de los pocos ingresos que genera Corea del Norte. 

En su momento, la nación comunista estaba negociando con Estados Unidos para eliminar esas sanciones a cambio de poner fin a sus programas. Sin embargo, las conversaciones quedaron estancadas.