LA FOTO DEL PADRE E HIJO AHOGADOS TRATANDO DE CRUZAR LA FRONTERA CON EEUU DESATA CRÍTICAS A TRUMP

Una fotografía desgarradora de los cuerpos sin vida de un salvadoreño y su hija de menos dos años en la orilla del río Bravo, donde se ahogaron cuando trataban de cruzar la frontera entre Estados Unidos y México, desató un tsunami de críticas el miércoles contra la política antimigración del presidente Donald Trump.

“Trump es responsable de estas muertes”, dijo Beto ORourke, excongresista por el estado de Texas inmerso en la carrera para ser el candidato del Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de 2020.

“Cuando su administración se niega a cumplir nuestras leyes – impidiendo que los refugiados se presenten para solicitar asilo en nuestros puntos de entrada- provoca que las familias crucen entre los puertos, lo que asegura un mayor sufrimiento y muerte”, dijo ORourke en un tuit.

Según el periódico mexicano La Jornada, los cadáveres de la foto son de un solicitante de asilo salvadoreño, Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 26 años, y Valeria, su hija de 23 meses.

Padre e hija se ahogaron el domingo cuando trataban de cruzar de México a Texas a través del río Grande, informó La Jornada.

Para muchos, la instantánea recuerda una foto tomada en 2015 en la que aparecía el cadáver de un niño en una playa Turquía. La criatura se ahogó en el mar Mediterráneo en su intento por llegar a Grecia.

“Estas familias que buscan asilo a menudo huyen de la violencia extrema”, denunció la senadora de California Kamala Harris, también precandidata demócrata.

“¿Y qué es lo que ocurre cuando llegan?”, se preguntó Harris en Twitter. “Trump les dice volved allí de donde venís. Eso es inhumano. Están muriendo niños. Esto es una mancha en nuestra conciencia moral”, continuó.

Rashida Tlaib, demócrata de la Cámara de Representantes por Michigan y defensora de iniciar un juicio político contra Trump, también tuvo palabras duras contra el presidente y su política de mano dura con la inmigración.

“Este monstruo y su desalmada Administración tienen que rendir cuentas”, escribió Tlaib en un tuit.