La aprobación del Gobierno cayó 10% en los últimos tres meses

En los últimos meses el Gobierno de Mauricio Macri libró duras batallas en pos de avanzar con su programa de reformas. Logró el triunfo en algunas de sus iniciativas, como los cambios al sistema previsional, pero esto le ha generado un retroceso en su imagen pública.

La encuesta de satisfacción política y opinión pública de enero de la Universidad de San Andrés registró una caída de 10 puntos en la aprobación del Gobierno de Mauricio Macri durante los últimos tres meses: del 66% en octubre al 56% actual.

En concordancia, también se aprecia una suba en el nivel de la desaprobación a la gestión oficial, que ya alcanza el 43%, principalmente motivada por el rechazo al paquete reformista impulsado por Macri.

“Los resultados de la encuesta de satisfacción política y opinión pública del mes de enero revelan una caída general de los indicadores de satisfacción, luego del repunte en la satisfacción son la marcha general de las cosas, experimentado en parte como efecto ‘luna de miel’. La satisfacción con la marcha general de las cosas cae 14 puntos porcentuales desde el pico postelectoral, y se ubica en uno de los más bajos valores históricos (39%), mientras que la insatisfacción sube a su máximo alcanzando 59%”, subraya el informe.

“La aprobación sigue siendo alta, aunque comienza a perder peso el efecto ‘luna de miel’ posterior a la elección de medio término. La satisfacción y la aprobación del Gobierno es más alta a medida que aumenta el nivel socioeconómico, y aumenta la edad de los entrevistados”, indica el estudo.

Y agrega: “Las diferencias etarias son estadísticamente significativas, con amplias variaciones en satisfacción: mientras en la generación Z (18-14) la satisfacción es del 28%, en la generación silenciosa (+64) la satisfacción es del 53%. También hay variaciones regionales significativas en satisfacción y aprobación. La aprobación del gobierno es mayor en CABA, Centro, Cuyo y NEA en donde supera los +60 puntos”.

Por otra parte, la satisfacción con el desempeño del Poder Ejecutivo cae 39%. Pero la insatisfacción con el desempeño de los demás poderes del Estado también sigue siendo elevada.

La satisfacción con el desempeño de los diputados cae a 23% y con los senadores cae a 24%. La Corte Suprema tampoco “se salva”, con un nivel de satisfacción de sólo el 26%.

A la hora de evaluar las políticas públicas, las obras de infraestructura siguen siendo las más valoradas y un 55% se declara satisfecho con ellas. Luego siguen exteriores y modernización (45%).

Las políticas previsional (24%), de seguridad (25%), de justicia (25%), de defensa (26%) y de economía (27%) tiene también un muy bajo nivel de satisfacción.

El estudio muestra que gran parte del deterioro de la imagen macrista se debe a la implementación de la agenda reformista y sus tropiezos. Algunos temas de coyuntura, como la pérdida del submarino San Juan y el manejo de esa crisis, también tuvieron su impacto.

Ene, 24-2018