El imparable Bitcoin superó los US$ 50.000

El fenómeno Bitcoin sigue potenciado y esta vez es más fuerte que nunca.

La criptomoneda Bitcoin rompió hoy una nueva barrera al superar por primera vez los US $50.000. De esta manera, la divisa digital ya acumula en lo que va del año una suba de más de 70% en su cotización.

Después de terminar el año pasado con un aumento en el cuarto trimestre de 170% hasta los US $29.000, el token de Bitcoin saltó a US $40.000 siete días después. Es decir, por poco triplica su valor en materia de días.

Causas de los fuertes aumentos

No obstante, es imperioso preguntarse por qué está ocurriendo estas subas drásticas en su valor

Como se sabe, la moneda digital posee una altísima volatilidad, por lo que cualquier movimiento extraño puede alterar por completo su valor. Estos movimientos vienen principalmente de empresas o figuras reconocidas en el ambiente.

En este caso, el anuncio de Tesla de que agregó 1.500 millones en Bitcoin a su balance general fue el impulso reciente más visible. Esto hizo que el precio subiera en un 16% el 8 de febrero.

Asimismo, el optimismo creció después de que Mastercard y Bank of New York Mellon se movieron para facilitar a los clientes el uso de criptomonedas, mientras que Bloomberg informó el sábado que Morgan Stanley podría agregar Bitcoin a su lista de posibles apuestas.

El repunte del 400% durante el año pasado se produce en un contexto de tasas de interés cercanas a cero de los bancos centrales, y un estímulo sin precedentes de los gobiernos a raíz de la pandemia de coronavirus.

Antoni Trenchev, socio gerente y cofundador de Nexo en Londres, uno de los mayores prestamistas de criptomonedas, advirtió que los inversores deberían estar preparados para una caída después del último hito.

“La volatilidad a corto plazo es una característica importante de este mercado alcista y los inversores deben prepararse en consecuencia”, afirmó.

Consecuentemente, es fundamental analizar antes de invertir en el Bitcoin. Pero por el momento, la criptomoneda parece imparable y con hambre de seguir rompiendo récords.