Se acordó el protocolo para el regreso a las clases presenciales en la Ciudad

El Gobierno porteño logró un acuerdo con los gremios de trabajadores de la educación y se acordó un protocolo para el regreso a las clases presenciales, previstas para dentro de 12 días.

El protocolo establece pautas para el cuidado ante la pandemia del coronavirus.

A su vez, se estableció que el regreso de los estudiantes a las aulas se realizará en forma “escalonada y progresiva” en cinco etapas.

Etapas

  • Primera: Será el próximo 17 de febrero y se tiene previsto que regresen los alumnos de Nivel Inicial (45 días a 5 años de edad, incluyendo la Modalidad de Educación Especial), de Primer Ciclo de Nivel Primario, de Primer Ciclo de la Modalidad de Educación Especial, estudiantes del Ciclo Básico de Nivel Secundario y Primer Ciclo de la Modalidad Técnico Profesional.
  • Segunda: Será a partir del 22 de febrero y regresarán los estudiantes del segundo ciclo del nivel primario y de la modalidad de educación especial.
  • Tercera: Tendrá lugar el 1 de marzo y volverán los estudiantes de Ciclo Orientado de Nivel Secundario y Segundo Ciclo de la Modalidad Técnico Profesional de Nivel Secundario, además de los restantes estudiantes de la Modalidad de Educación Especial.
  • Cuarta etapa: Según los dispuesto,  ocurrirá el 8 de marzo y se espera la concurrencia de estudiantes de la Modalidad de Educación de Jóvenes y Adultos.
  • Quinta etapa: Finalmente, el 22 de marzo será el turno de los estudiantes de nivel superior.

Personal docente

Asimismo, se detalla que “para el inicio del ciclo lectivo 2021 se convocará a la totalidad del personal docente y no docente”.

Sumado a esto, se indica que los docentes que participen o impartan clases en más de un grupo burbuja deberán extremar las medidas de seguridad.  Entre ellas están, un mayor distanciamiento del docente respecto de los estudiantes y evitar la circulación por el aula/espacio.

Grupos de riesgos

También se puntualiza que los grupos de riesgo y aquellos que poseen enfermedades preexistentes, embarazadas o mayores de 60 años (o quienes convivan con personas pertenecientes a dichos grupos), podrán exceptuarse de asistir de manera presencial al establecimiento educativo.

No obstante, deberán presentar el certificado médico correspondiente y/o acreditar la convivencia según el caso.

“Para dichos grupos de estudiantes, se brindarán alternativas remotas para garantizar la continuidad pedagógica”, se indicó.