“Delirio peligroso”: Así describen los astrofísicos el plan de Elon Musk de colonizar Marte

Como es de público conocimiento, el revolucionario empresario Elon Musk reveló que pretende lanzar una misión de cara a Marte en 2022 y, luego en 2024 enviar seres humanos.

Este impresionante plan, que Musk explicó durante el 68º Congreso Astronáutico Internacional (IAC) en Australia, surge como resultado de su ambición por conquistar el planeta rojo. De acuerdo a Space X, este proyecto será posible gracias a un nuevo cohete.

Este cohete, que podría tener una capacidad para 100 personas, no solo se utilizará para llegar a Marte. Además, se utilizaría como transporte rápido en la Tierra, puesto que podría viajar a la mayoría de destinos del planeta en menos de 30 minutos.

Según el calendario del actual plan de colonización de la compañía, el primer viaje de un cohete a Marte se realizará en 2022, pero no será hasta el 2024 cuando tenga lugar la primera misión con humanos.

Luego comenzará la colonización del planeta, con la construcción de una ciudad a medida que se intensifique las conexiones con la Tierra.

Críticas

No obstante, este anhelo por conquistar Marte y poblarlo trajo consigo una gran polémica. Y es que esto es resultado de la loca idea de instalar personas que desarrollen sus vidas en “cúpulas de cristal” en un planeta hostil.

Las duras críticas hacia el proyecto fueron encabezadas por el sector astrofísico. Figuras del mundo de la astrofísica, como el reconocido británico Martin Rees y el norteamericano Neil deGrasse Tyson, coinciden en que construir una ciudad autosuficiente en Marte es una locura.

Durante su discurso en el World Government Summit, Rees describió el plan Musk como un “delirio peligroso” . Asimismo, explicó que albergar población en “cúpulas de cristal” sería comparable a vivir en entornos hostiles como el Polo Sur o el monte Everest.

Sumado a esto, indicó que los humanos únicamente deberían de explorar Marte con una finalidad de aventura. Esto se debe a que vivir en ese planeta no va a ser para nada fácil, ya que posee un entorno hostil con el que el humano no está familiarizado. 

Por su parte, el astrofísico estadounidense Neil deGrasse Tyson, quien también participó en la reunión, dijo que las ideas del multimillonario “parecen poco realistas”.

De acuerdo a él, si se quisiera convertir a Marte en un hogar primero se debería de terraformar ese planeta. Esto quiere decir, convertirlo en la Tierra. Hecho que es m,as que improbable.

En este sentido, el científico estadounidense agregó que “es mucho más fácil hacer que la Tierra vuelva a ser la Tierra que terraformar Marte”.

Por lo que, es posible decir que Elon Musk no cuenta, por ahora, con el completo apoyo del sector astrofísico. Sin embargo, el fundador de Tesla tiene más que claro cuales son sus objetivos y buscará alcanzarlos.