Como consecuencia de la pandemia, el PBI de la Argentina cayó 9,9% en 2020

El INDEC reveló este martes en un informe que  el Producto Bruto Interno (PBI) argentino registró durante 2020 una caída del 9,9% como consecuencia de la pandemia.

De acuerdo al ente, esta caída respondió a la disminución de todos los componentes de la demanda: el consumo privado se contrajo 13,1%, la formación bruta de capital fijo cayó 13,0% y las exportaciones, 17,7%.

Asimismo, se explicó que las importaciones disminuyeron 18,1% respecto de 2019.

No obstante, por el lado de la oferta, sólo los sectores de Electricidad, gas y agua (+0,9%) e Intermediación financiera (+2,1%) crecieron respecto de 2019. Los 14 sectores restantes de la actividad mostraron caídas, sobresaliendo la de Hoteles y restaurantes (-49,2%) y Otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales (-38,9%) por su magnitud, y Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-17,0% i.a.) e Industria manufacturera (-7,7%) por su incidencia en el total.

Según mostró el organismo, el consumo volvió a representar la mayor parte del Producto Bruto argentino. El consumo privado fue el componente más importante de la demanda (representó 63,6% del PBI), seguido por las exportaciones (16,6%) y el consumo público (16,2%).

En comparación con el resto de la región, la Argentina tuvo la segunda caída del PBI más pronunciada, sólo superada por Perú, con baja de 11,1%.

En este contexto, el gobierno y el sector privado proyectan un rebote de la economía que no alcanzará a compensar el impacto de la pandemia. El ministro Martín Guzmán anticipó que, en lugar del 5,5% de recuperación que preveía el Presupuesto 2021, el Poder Ejecutivo trabaja ahora con la hipótesis de un repunte más cercano al 7 por ciento.