China le compra 292 aviones a Airbus desplazando a Boeing

A un par de semanas del Farnborough International Airshow, Airbus comunicó que cuatro aerolíneas chinas cerraron pedidos por 292 aviones de la familia A320neo, desplazando a Boeing y su 737 MAX en un mercado clave de la aviación mundial.

De acuerdo con lo reportado por Bloomberg, China Eastern adquirirá 100 aviones, Air China 64 y Shenzen Airlines 32. Además, China Southern comprará 96 unidades y recibirá en leasing 19 más.

«Estos nuevos pedidos demuestran la fuerte confianza de nuestros clientes en Airbus. También es un sólido respaldo de nuestras aerolíneas clientes en China al rendimiento, la calidad, la eficiencia en el consumo de combustible y la sostenibilidad de la familia de aviones de pasillo único líder en el mundo», dijo Christian Scherer, Director Comercial y Jefe de Internacional de Airbus.

«Elogiamos el excelente trabajo de George Xu y de todo el equipo de Airbus China, así como de los equipos de nuestros clientes, por haber llevado a buen puerto estas largas y extensas discusiones que han tenido lugar durante la difícil pandemia del COVID,» agregó.

Boeing pierde a China Southern, un cliente fiel

El acuerdo, valuado en unos 37.000 millones de dólares a precios de lista, es un golpe importante para Boeing, que en mayo ya había recibido la mala noticia que China Southern, viejo y leal cliente, retiraba 100 737 MAX de sus planes de flota por la «incertidumbre» en las entregas.

El mercado chino es clave para la aviación global: los tres grandes fabricantes -Boeing, Airbus y Embraer- tienen representación comercial e industrial local con el objetivo de incrementar su participación en el pujante mercado doméstico del país, que representa cerca del 20% del tráfico global.

La recertificación del 737 MAX por la autoridad china sigue demorada y, a esta altura, ya no quedan dudas del componente político detrás de la demora: mientras el avión opera normalmente -aunque con un ojo particularmente atento de las distintas autoridades aeronáuticas-, China todavía no se expidió sobre el retorno de operaciones del caballo de batalla de Boeing en sus cielos.

El gran dilema, la producción

Mientras Boeing sigue lidiando con sus demonios, Airbus se enfrenta a un problema de crecimiento: ¿cuánto más puede exprimir su cadena de producción para hacer frente a estos nuevos pedidos?.

La intención de la compañía es llevar rápidamente su ritmo de producción a 75 aviones por mes, pero en una cadena de suministros que ya está al límite, cumplir ese objetivo en 2025 parece utópico. Nada impide que Airbus abra más y más líneas de producción en los distintos centros industriales que posee, pero la presión sobre sus proveedores -y entre ellos, los fabricantes de motores- puede ponerla en una situación riesgosa más temprano que tarde.

COMAC C919

Este mega pedido también deja claro que a la gran apuesta de la industria de aviación local, el COMAC C919, le falta al menos un golpe de horno: mientras China Eastern y Air China tienen pedidos por el C919 y China Southern no parece mostrar interés, la brecha entre aviones extranjeros y autóctonos pendientes de entrega se amplía dramáticamente con estos contratos.

Si bien no es sorpresa, el C919 no puede competir de igual a igual contra el A320neo, y menos todavía con las versiones estrellas de la familia: A321neo, A321LR y A321XLR. Tampoco puede, por el momento, comprometerse a un ritmo de producción y entregas que les sirva a las aerolíneas, por lo que el tren del COMAC parece estar dejando la estación.

Así, el C919 llega tarde a la fiesta mientras se debate entre ser un banco de pruebas de la capacidad china de producción de aviones -para eso habían construido el ARJ21, pero bueno-, o una pieza de colección entre flotas occidentales que lo superan en consumo, capacidad y prestaciones.

De todos modos, si hay una víctima de este pedido que gana Airbus no es tanto la Commercial Aircraft Corporation of China, sino un rival que viene teniendo una década bastante mala. Y con buenas chances de que se ponga peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.