ANAC ACLARA SOBRE OPERACIÓN DE AEROLÍNEAS DE BAJO COSTO

Así lo consigna la documentación presentada hoy por la ANAC ante la Justicia en relación al pedido de suspensión de operaciones de vuelos y aeropuertos de bajo costo.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) realizó hoy una presentación ante la Justicia en relación al pedido de suspensión de operaciones de FlyBondi con motivo de acercar toda la información técnica que el caso amerita. La ANAC enumeró todas las medidas de seguridad operacional tomadas respecto de la empresa y expuso sobre el accionar del organismo en materia de seguridad operacional.

La ANAC, en su misión de organismo fiscalizador y de control, exige a todas las empresas que operan en nuestro país el cumplimiento de todos los requisitos formales y técnicos para el desarrollo de las operaciones aerocomerciales.  En el marco del Plan que tiene como fin lograr la conectividad del país con más rutas y más aviones, han comenzado a operar las denominadas líneas lowcost que tienen las mismas exigencias que cualquier otra aerolínea y se someten a los mismos procedimientos de fiscalización y control.

Los estándares que todo operador debe cumplir se encuentran establecidos en las Regulaciones Argentinas de Aviación Civil (RAAC), que responden en gran medida a las exigencias que la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) propicia con todos los países.

Esta Autoridad Aeronáutica llevó a cabo inspecciones de diversa índole con carácter previo a la certificación de la empresa Flybondi y a la habilitación de bases y talleres así como también se ha fiscalizado las aeronaves en ruta y en plataforma. En este primer semestre, la ANAC realizó 59 inspecciones de Seguridad en Rampa no programadas (“sorpresa”) y aleatorias; 31 inspecciones programadas a la empresa y 11 inspecciones de vigilancia realizadas en el marco del Programa de Vigilancia de Seguridad Operacional. También se han tomado las medidas correspondientes a fin de garantizar que las operaciones sean desarrolladas de acuerdo a los estándares debidos.

La mejora de la aviación y su crecimiento implica el desarrollo de las empresas argentinas, la incorporación de nuevas compañías, la mejora de la infraestructura aeroportuaria y sistemas de navegación y el debido acompañamiento en materia de seguridad operacional. La Argentina contaba con 100 aviones de líneas aéreas en 2015 y hoy ya cuenta con 127. Son aviones de matrícula argentina, operados por empresas argentinas con pilotos y tripulantes de cabina argentinos. Asimismo, ya hay 16 aeropuertos con obras finalizadas y 10 en los que se están desarrollando obras.

Con respecto al Aeropuerto “El Palomar”, se toman todas las medidas de seguridad que tienen todos los aeropuertos del mundo. Es monitoreado frecuentemente con el fin de velar por la seguridad aérea de las operaciones. De estos controles surge que en el Aeropuerto El Palomar todos los procedimientos están adecuados a las normas vigentes de Seguridad Operacional. La pista es de similares dimensiones a la de Aeroparque (mismo largo de pista de 2100).

Cabe recordar que en febrero tuvo lugar un proceso judicial para la habilitación de la terminal que incluyó la realización de una audiencia pública el 29 de mayo, donde se abordaron todas las cuestiones de seguridad en la zona y de impacto ambiental. Se explicó con detalle todas las tareas previas que se realizaron para su habilitación, que van desde verificación del pavimento, ayudas visuales diurnas y nocturnas, cerco operativo, posiciones de estacionamiento de las aeronaves; la adaptación del plan de emergencias del aeropuerto y las capacitaciones de respuesta a la emergencia aérea, entre otras.

Por otra parte, no es menor que en 2010 -en ocasión de las reformas en el Aeroparque Jorge Newbery- sus vuelos se trasladaron a “El Palomar” por más de 30 días. Tuvo un total de 1245 movimientos, que se tradujo en 46 despegues y arribos por día.  Se ha recuperado totalmente un aeropuerto que existe desde 1910 y que desde 1968 está habilitado para las operaciones comerciales. Se hicieron inversiones nunca antes hechas para convertirlo en una tercera opción en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Este aeropuerto permite que se pueda aumentar la oferta aérea, fomentar la competencia y dar la posibilidad a los pasajeros de volar mejor, con más horarios y a un precio mucho más económico.

No hay dudas de que la Argentina crece y se expande en el sector aeronáutico con responsabilidad: la actividad de nuevas empresas locales e internacionales lo corrobora. La mejora de la aviación es acompañada con una política en materia de seguridad operacional sin precedentes en la gestión de política aerocomercial en la Argentina.

Jul, 31-2018