Alberto Fernández sobre Formosa: “Nos preocupa la violencia institucional”

Como es de público conocimiento, la provincia de Formosa está viviendo uno de sus peores momentos desde hace años. El pueblo formoseño decidió enfrentar al gobierno de la provincia y el presidente Alberto Fernández dijo hoy que le “preocupa la violencia institucional” que está habiendo allí.

Esta preocupación es consecuencia de las protestas que se registraron el viernes en la ciudad de Formosa. Estos movimientos fueron en contra de la vuelta a la Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y terminaron con manifestantes heridos por la represión de la policía provincial.

La medida se impuso luego de que se detectaran 17 casos de coronavirus en 24 horas y 43 infectados en tres días. Estos datos los brindó el ministro de Gobierno de Formosa, Jorge Abel González.

El Jefe de Estado explicó que está analizando la situación por lo que se espera que se involucre posiblemente en los próximos días.

En la misma línea que el Presidente, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) sostuvo que “no puede aceptarse el ejercicio de cualquier forma de represión violenta contra ciudadanos que reclaman por la plena vigencia de sus derechos humanos y sociales”.

Así lo expresó la comisión encabezada por el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, en una carta enviada anoche al obispo de Formosa, José Vicente Conejero Gallego.

“Querido hermano: En nombre de los obispos de Argentina, queremos hacerte llegar nuestro mensaje de cercanía fraterna y de solidaridad con la situación que está viviendo el pueblo de Formosa. Compartimos tu preocupación de Pastor de esa querida provincia”, indicaron en el texto.

En ese sentido, señalaron que “es preciso adoptar todas las medidas sanitarias que sean necesarias para combatir el Covid-19, dentro de la razonabilidad y conforme al contexto de su circulación”.

Sumado a esto, advirtieron que de ninguna manera puede aceptarse el ejercicio de cualquier forma de represión violenta contra los ciudadanos.

Protestas

Ayer las protestas se desarrollaron en las inmediaciones de la Casa de Gobierno provincial. Durante estas, hubo enfrentamientos entre manifestantes y policías, quienes respondieron agresivamente con gases y balas de goma.

En tanto hoy, se realizó una nueva marcha. Esta fue convocada en redes sociales y los manifestantes se concentraron en la misma zona.

El manejo de la situación fue criticado fuertemente por varias ramas del gobierno, entre ellos la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Esta repudió ayer en un comunicado la violencia ejercida por integrantes de la policía sobre los manifestantes frente a la Gobernación.

La secretaría que conduce Pietragalla señaló, además, que las fuerzas de seguridad deben estar capacitadas para contener actos de violencia. Esto ya que es vital para controlar protestas en un marco de pleno respeto de los derechos humanos.

Asimismo, dejó en claro que la Secretaría de Derechos Humanos se mantuvo en comunicación con las autoridades provinciales y con organismos de derechos humanos locales. Estos van a monitorear la situación de los heridos y los detenidos.

Además, agregó que “el gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial”.