Alberto reglamentó el “impuesto a la riqueza”

El Gobierno hizo oficial hoy la reglamentación del “impuesto a la riqueza”. Así lo hizo saber Nación a través de la publicación del decreto en el Boletín Oficial.

Esta disposición se trata del famoso “Aporte solidario para ayudar a morigerar los efectos de la pandemia”, que entró en vigencia formalmente hoy. 

A través de esta medida, el gobierno espera recaudar unos 300 mil millones de pesos, que deberán ser aportados de manera forzada por unos 12 mil contribuyentes. Es decir, que con estos ingresos se tratará de combatir los efectos económicos de la pandemia

Este aporte rige bajo la Ley N° 27.605, sancionada el 4 de diciembre último. La norma tiene carácter de “emergencia y por única vez” e implica un aporte extraordinario y obligatorio que recae sobre las personas humanas y sucesiones indivisas, residentes en el país y en el exterior. 

Cobro según patrimonio declarado

De acuerdo a lo publicado, la ley prevé , puntualmente, el cobro de una tasa de entre el 2 y el 3,5% a las personas físicas que hayan declarado más de 200 millones de pesos.

Se reglamentó que la tasa a cobrar se irá elevando según el rango de fortuna que se haya declarado: será del 2,25% para aquellos que se encuentren entre los 300 y los 400 millones, del 2,50% para aquellos que tengan entre 400 y 600 millones, y del 2,75% para aquellos patrimonios entre 600 y 800 millones. El aporte podría escalar hasta el 3% si las fortunas están entre los 800 y 1500 millones. También, podría alcanzar el 3,25% si esta entre 1500 y 3000 millones. 

Según lo dispuesto por la Ley General de Sociedades N° 19.550, los sujetos alcanzados por el aporte solidario podrán elegir entre dos opciones: 

  • Podrán considerar la diferencia entre el activo y el pasivo de la sociedad correspondiente al 18 de diciembre de 2020, conforme la información que surja de un balance especial confeccionado a esa fecha. 
  • O bien, por el patrimonio neto de la sociedad del último ejercicio comercial cerrado con anterioridad a aquella fecha.

Sin embargo, la persona que hubiera modificado el porcentaje de su participación entre la fecha de cierre del último ejercicio comercial cerrado con anterioridad al 18 de diciembre de 2020 y esta última fecha, no podrá ejercer la última opción.

Destino de lo recaudado

De acuerdo a la ley 27605, el dinero será destinado en un 25% a exploración, desarrollo y producción de gas natural; otro 20% a adquirir equipamientos de salud para enfrentar la pandemia; un 20% a apoyar a empresas Pymes y un 20% para financiar el relanzamiento de las becas Progresar creadas para apoyar a jóvenes estudiantes. El 15% restante se utilizará para la urbanización de barrios populares mediante cooperativas organizadas por los vecinos de cada barrio.

De esta manera, Alberto buscará recaudar muchísimo más dinero para tratar de combatir los efectos de la pandemia. Esperemos que así sea y que realmente se utilicen los fondos quitados a los contribuyentes.