Aventuras en las Regiones Checas:  Bohemia del Este

Viajemos a la región que conjuga la experiencia natural única con los antiguos legados históricos de la región. Bohemia del Este puede presumir no sólo por sus tradiciones populares y folclóricas incluida la artesanía, sino también por la gran cantidad de castillos, palacios, monumentos sacros y atractivas joyas de la arquitectura renacentista, barroca, del arte modernista y moderno de entre las guerras.

En Bohemia del este se une una bella naturaleza con una historia monumental, una habilidad humana, una música fascinante y todo tipo de deportes. Los acontecimientos más importantes de la región son sin duda el festival de música clásica “Litomyšl de Smetana” y la Gran Carrera de obstáculos de Pardubice, una carrera de caballos histórica.

Tiene un paisaje mayoritariamente llano con un favorable clima cálido y una cantidad de posibilidades para bañarse, practicar deportes acuáticos, hacer turismo de a pie o cicloturismo. En el territorio de toda la región se desarrolla el agroturismo, orientado especialmente hacia la crianza de caballos.

Visitando Bohemia del este podrán conocer tradiciones populares y folclóricas, incluso fabricación artesanal, una cantidad excepcional de castillos y palacios, antiguas fortalezas y fortificaciones militares, reservas municipales de monumentos y muchos otros monumentos atractivos de la arquitectura renacentista, barroca, moderna y de entre guerras.

3 ciudades 3 aventuras.

Litomyšl

El mayor orgullo de la ciudad es sin duda el palacio renacentista, considerado uno monumentos más bellos de este estilo desde el norte de los Alpes, por su decoración de esgrafiado. Este palacio logró el sello de Patrimonio de la Unesco lo cual refuerza su importancia y belleza. Durante la visita al castillo, conocerás su rica historia, verás las lujosas habitaciones y la exposición permanente de pianos históricos o bajarás al sótano palaciego donde le esperarán unas peculiares esculturas de uno de los más importantes escultores checo del s. XX, Olbram Zoubek. Te agradará también subir a la torre del palacio que te ofrecerá unas impresionantes vistas a los alrededores. No olvides fijarte en los mensajitos de esgrafiado en las paredes del palacio. Estarás sorprendido de que cada uno de los 8000 es diferente.

Uno de sus grandes tesoros es el teatro palaciego barroco, uno de los pocos que se ha conservado hasta nuestros días casi en su estado original. Esto incluye dos cortinas y dieciséis conjuntos de bastidores y, actualmente, el teatro forma parte del club de élite de los teatros barrocos del mundo.

El jardín del monasterio, que dispone de una fuente con melodía de música clásica de fondo y un conjunto de cinco estatuas deOlbram Zoubek, el escultor checo más importante del s. XX Olbram Zoubek, son otros de los tesoros cerca del Palacio de Litomyšl. Los jardines se extienden en una elevación y cubren una superficie de más de una hectárea. Sin embargo, no solo puedes admirar el panorama, sino que son dignos de admiración los mismos jardines, llenos de flores, con un cenador y una piscina con difusor de niebla en medio del que sobresale un grupo escultural, obra de Olbram Zoubek. Si notas cansancio, échate por un momento en el césped y saborea el ambiente apaciguador, escuchando los silenciosos tonos de la música clásica. En el jardín, asegúrate de acariciar una réplica de bronce de pez fosilizado que, según la leyenda, hará que se cumplan tus deseos secretos.

Dos grandes iglesias realzan el sublime ambiente del lugar: el recién reconstruido templo del Descubrimiento de la Vera Cruz con el colegio, dentro del que están instalados elementos del arte contemporáneo y la iglesia de la Exaltación de la Santa Cruz, cuya historia se remonta a la época del emperador Carlos IV. Si subes al mirador que se halla entre las torres del templo del Descubrimiento de la Vera Cruz, tendrás una preciosa vista de toda el área de la Colina del Palacio.

Más de cien años viene rememorando el legado del gran compositor, la Casa de Smetana que, sin lugar a dudas, es el santuario cultural de Litomyšl. Déjate influir por la nobleza de su espíritu, la belleza de sus espacios interiores y la monumentalidad del edificio, que es la cumbre del estilo neo renacentista de Litomyšl.

Visita uno de los muchos eventos culturales aquí que tienen lugar. Puedes hacerlo en el marco del Festival Operístico Internacional, Litomyšl de Smetana, o del festival de música La joven Litomyšl de Smetana, o de algún concierto de las Noches de Música en Litomyšl.

Pardubice y Kladruby

El corazón de Pardubice es Perštýnské náměstí, rodeado por casas renacentistas. La ciudad y sus alrededores podrás ver de la galería de la Puerta Verde. En toda su belleza verás el palacio renacentista de los finales del siglo de la vuelta XV y principios del siglo XVI. En su interior encontrarás pinturas murales renacentistas más antiguas de la República Checa, la exposición de la Galería y Museo de Bohemia del Este. Aquí también se llevan a cabo variadas actividades sociales, obras de teatro y conciertos.

Algunos de los atractivos de la ciudad se relacionan íntimamente con los caballos. Tanto el gran premio que se corre cada año (Gran Carrera de obstáculos de Pardubice) como la caballeriza más antigua del mundo, Kladruby.

En Kladruby puedes contemplar los antiguos caballos blancos de Kladruby, así como una pequeña manada de caballos purasangres checos.

Además de la excursión, puede aprovechar la posibilidad de aprender a montar a caballo o a conducir un carruaje. También resulta interesante ver las carrozas históricas, entre las más valiosas figura la carroza del primer presidente checoslovaco T. G. Masaryk. Además de 15 carrozas, verás los antiguos trineos que eran tirados por caballos al igual que otros tesoros históricos relacionados con la equitación. Desde el año 2019 este sitio cuenta con el sello de patrimonio de la UNESCO.

Otras alternativas para visitar son el Centro acuático de Pardubice, parque acuático con varias piscinas cubiertas y al aire libre, con una variedad de atracciones acuáticas y wellness. Y si buscas descubrir los alrededores te recomendamos Kunětická hora con el castillo. Bajo ella creció moderno Golf Resort Kunětická Hora de 18 hoyos de golf y una ruta de bicicleta.

Hradec Králové

La era de oro de la arquitectura de Hradec Králové comenzó a principios del siglo XX, después de la Primera Guerra Mundial cuando el urbanismo precisaba de nuevos impulsos creativos para el planeamiento territorial. Uno de estos impulsos fue el nuevo plan de la ciudad creado por el arquitecto Josef Gočár. Hasta el día de hoy, esta obra sigue siendo atemporal, por su principio de aplicar una circular radial en su urbanismo.

El Hradec de Gočár incluye adaptaciones de la plaza, el área escolar, la sede de la diócesis, el edificio actual de la alcaldía. El antecesor de Gočár y autor del edificio del museo construido en el estilo de secesión es el famoso arquitecto checo Jan Kotěra. Gracias a las originales y variadas obras de Jan Kotěra y Josef Gočár, Hradec es denominado hoy día el Salón de la república.

Un punto dominante es la Torre Blanca. La majestuosa obra de Hradec que se yergue en el mismo centro de la ciudad. Adquirió su nombre gracias al color brillante de la piedra arenisca de Hořice que fue utilizada en su construcción. La altura de esta torre renacentista de 72 metros ofrece a sus visitantes una bellísima vista a la ciudad de Hradec y también a las cimas lejanas de las montañas Krkonoše y Orlické hory. La obra fue financiada por donaciones de sus ciudadanos y la construcción comenzó en el año de 1574. ¡Siete años más tarde colocaron en la cuarta planta de la torre la gigantesca campana denominada Augustin que pesa ocho toneladas!

Muy cerca de la torre está la catedral del Espíritu Santo cuya historia tiene mucho misterio. No se ha conservado la escritura fundacional de la iglesia, por lo tanto, se supone que la iglesia fue construida en el año de 1307 por la Reina Checa Elizabet Rejcka.

Si visitas la ciudad no puedes perderte el Museo de Bohemia del Este ubicado en el edificio de secesión construido en 1913 por el arquitecto Josef Gočár. Su aspecto monumental cautiva a primera vista. La vista en plano del edificio tiene mucho en común con las vistas en plano de las catedrales medievales – por ejemplo, la forma de la cruz latina. Su aspecto exterior es de secesión. Los ornamentos en la fachada, así como el ladrillo crudo y el relieve geométrico son muy evidentes. Este museo regional es el más grande y sus colecciones actuales arqueológicas, históricas y de ciencias naturales contienen aproximadamente tres millones de objetos. Uno de los objetos más valiosos es, por ejemplo, el cinturón ornamentado de Elizabeth que, según una leyenda, era propiedad de la viuda de Carlos IV: la Reina Elizabeth de Pomerania.

Aprovechando su privilegiada ubicación, puedes vivir grandes aventuras en el rio de una manera muy pintoresca. Más o menos una hora de navegación en los vapores que llevan los nombres Primátor, Královna Eliška (Reina Elizabeth) o Pirátská plachetnice (barco de vela pirata) te paseará desde el malecón de Smetanovo nábřeží, cerca del Museo de Bohemia del Este en el estilo de secesión y te llevará hasta la magnífica central hidroeléctrica de Sander. De regreso, navegarás contra la corriente del río Elba, por el pintoresco paisaje cercano a la ciudad.