IATA TRANSMITE TRANQUILIDAD EN LOS VUELOS POR EL BROTE DE CORONAVIRUS

El Director General y CEO de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Alexandre de Juniac, sostuvo hoy respecto al impacto de la propagación del coronavirus que “la movilidad global que crea la aviación es un factor en la propagación del virus y por lo tanto, trabajamos estrechamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el objetivo de poder poner en práctica lo que las autoridades de salud pública necesitan que hagamos”.

“También -dijo- hemos definido estándares de la industria para mantener a nuestros pasajeros y tripulación seguros y saludables. Esto incluye orientación para la tripulación, el personal de primera línea, limpieza y mantenimiento, entre otros. Y estas acciones están respaldados por la OMS, y en algunos casos incluidos, en el Reglamento Sanitario Internacional (RSI)”.

De Juniac formuló estos conceptos hoy en la Cumbre Aeronáutica y Reguladora de Aviación (CAPA Qatar), que se está llevando a cabo en Doha, Qatar.

“Hasta el domingo 2 de febrero, la Administración de Aviación Civil de China, o CAAC, informó que más de 4.000 vuelos de socorro realizados por aerolíneas comerciales en China entregaron más de 600.000 piezas de materiales de prevención de virus a las áreas afectadas”, detalló De Juniac.

Indicó que “las aerolíneas chinas también han ayudado a llevar a unos 7.500 efectivos de personal médico a donde se necesitan. Y las aerolíneas están ayudando con la evacuación de ciudadanos extranjeros de las áreas afectadas, la entrega de muestras a los laboratorios, el transporte de expertos a áreas en peligro y mucho más”.

El directivo analizó que “los virus son cosas desagradables y el mundo tiene mucha experiencia con ellos. En 2003, el SARS infectó a 8.000 y se cobró la vida de unos 800, las estimaciones para el brote de gripe porcina (H1N1) de 2009 son entre 150.000 y 575.000 muertes y la Organización Mundial de la Salud calcula las muertes anuales por gripe estacional entre 290.000 y 650.000”.

“No debería sorprendernos, y dar una gran tranquilidad, mostrar que tenemos un marco global para ayudar a contener los brotes. Es necesario difundir que el aire suministrado en aviones modernos es tan seguro como el de un quirófano gracias a los avanzados sistemas de filtrado y comunicar buenas prácticas de higiene a los pasajeros ayuda. Ese es un consejo simple como lavarse las manos con frecuencia y estornudar en el codo o un pañuelo”, alegó.

Puntualizó que “la reciente declaración de la OMS de que estamos en una emergencia de salud pública de preocupación internacional es parte del plan del RSI. No significaba que la seguridad individual de las personas había empeorado. Más bien indicó que la escala de la situación requiere que los gobiernos cooperen para contener y, con suerte, eliminar el virus”.

Manifestó De Juniac que “las mejores mentes del mundo sobre brotes han utilizado nuestras experiencias previas para construir el RSI precisamente para esta ocasión. Algunos países, entre ellos China, están tomando medidas extraordinarias para contener el virus”.

“La historia -concluyó- nos muestra que la demanda de libertad para volar es cada vez mayor. Los próximos meses ciertamente serán un desafío para la industria del transporte aéreo y para los gobiernos. Juntos superaremos el brote de virus”.

Feb, 5-2020