DIETRICH DEFENDIÓ LA REVOLUCIÓN DE LOS AVIONES Y REFUTÓ CRÍTICAS DE LOS GREMIOS

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, sostuvo hoy que con “la Revolución de los Aviones” lograron “democratizar los vuelos en el país y posibilitar que mucha gente que antes nunca había volado, tenga la posibilidad de Hacerlo” y señaló que “contra lo que algunos dicen, los números demuestran que la implementación de esta política, ha sido absolutamente exitosa”.

En ese sentido Dietrich indicó que “históricamente en Argentina siempre se voló más internacional que en cabotaje, algo que no sucede en ningún otro lugar del mundo y eso es algo que hemos logrado revertir. Mientras en el 2015 eran 11,8 millones los pasajeros que viajaban hacia y desde el exterior, contra 10,3 en cabotaje, hoy las cifras son 16,6 millones los que vuelan en cabotaje, contra 15,2 millones de vuelos internacionales”.

Detalló que “el mercado de cabotaje crecerá en estos cuatro años un 62 por ciento y en ese marco Aerolíneas Argentinas va a transportar más de 3 millones de pasajeros, un 40 por ciento más que en el 2015. Esto contrasta con los argumentos de un grupo de sindicalistas que dicen que la apertura del mercado aerocomercial, atenta contra Aerolíneas”.

“Y esto -dijo- se da en un marco de mayor competencia, con el ingreso de nuevos operadores como las low cost, mientras antes se procuraba evitar la competencia o se ponían reparos para el ingreso de otras empresas, suponiendo que eso iba en desmedro de Aerolíneas. Hoy operan también Flybondi, JetSmart, Norwegian, Latam, Andes y Flyest, en tanto que una nueva empresa, American Jet, anunció que comenzará a operar antes de fin de año”.

Agregó que “hoy hay más rutas, más pasajeros, más empresas, más opciones y por ende mejores precios. La gente tiene la posibilidad de elegir y volar a un bajo costo planeando su viaje con anticipación, pero también hay más federalismo, con rutas que antes no existían y que no pasan por Buenos Aires”.

“En el 2003 había 72 rutas aéreas en el país y el 2015 seguía habiendo 72 rutas, o sea que en ocho años no hubo crecimiento de rutas. Pero en el 2019 tenemos 103, rutas, un 43 por ciento más, de las cuales 60 tocan Buenos Aires, pero 43 vuelan entre destinos troncales del interior”, explicó Dietrich.

En otro orden apuntó que “se habla mucho de que en la época del kirchnerismo Aerolíneas Argentinas realizaba un servicio social y por eso se justificaba el enorme aporte del Estado para que pudiese seguir funcionando. Hoy entre los destinos que más han crecido está Corrientes, que no es uno de los destinos turísticos tradicionales, con un 334 por ciento respecto al 2015; Santa Rosa de La Pampa, con un 138 por ciento de crecimiento o Santiago del Estero con un 131 por ciento de crecimiento, lo que también desmiente esa apreciación”.

“Siguiendo con el ejemplo de Corrientes, en el 2015 los correntinos tenían cinco frecuencias semanales, hoy tienen 14, de las cuales 8 son de Aerolíneas, Jujuy tenía 19 y hoy tiene 28 y Santiago del Estero pasó de 8 a 10”, argumentó el ministro.

“Y todo conlleva a una reducción de los precios, que hoy son en promedio, un 51 por ciento más baratos que en el 2015, y si bien es cierto que Aerolíneas también debió bajar sus precios para adecuarlos a la competencia, aún así hoy recibe un subsidio del Estado que es un 66 por ciento menor al que recibía en el 2015 y que llegó a ser de 841 millones de dólares en el 2011, contra los 250 millones, aproximadamente, que requerirá este año en un contexto económico mucho más desfavorable”, señaló.

Remarcó que entre el 2015 y el 2019 “se crearon en el sector aerocomercial 5.600 puestos nuevos de trabajo, de los cuales 1.300 corresponden directamente a las líneas aéreas, entonces tampoco es cierto que se están quedando sin trabajo, todo lo contrario”.

Finalmente se refirió a los que argumentan que la Revolución de los Aviones fracasó porque Avian Argentina entró en convocatoria de acreedores y Andes está con serios problemas, indicando que “en el caso de Avian, son los mismos sindicalistas que hoy se quejan de que dejó de volar, los que hicieron todo lo posible para que no pudieran iniciar sus operaciones durante casi dos años, interponiendo medidas judiciales, haciéndoles perder alrededor de 13 millones de dólares”.

“Luego la compañía tuvo un buen crecimiento, pero se vio afectada por la disparada del dólar y por la crisis que sufrió Avianca Brasil, de la cual dependía Avianca Argentina. Y en el caso de Andes, también tuvo un gran crecimiento y lo afectó la subida del dólar, por lo que tuvo que retraerse. Pero esperamos que pueda superar la situación”, añadió.

Ago, 6-2019