PELOPINCHO SIN AGUA: LA CRISIS COMPLICA A LA TRADICIONAL FÁBRICA DE PILETAS

La firma tuvo que despedir en las últimas horas 38 empleados y sólo por ahora puede garantizar que se mantengan los 200 puestos de trabajadores debido a la crisis económica que vive el país.

“Hoy la gente está peleando en las góndolas si le alcanza para comer, entonces todo lo que sean gastos por otro lado, se nota mucha retracción”,
explicó Héctor Goette, el titular de la firma, que explicó que es la primera vez desde 2002 que la fábrica tiene que recurrir a un plan de ajuste.

“Hoy tenemos pedidos que son el 30 por ciento de lo que registrábamos a esta altura el año pasado. Si sumamos la compra potencial que se puede dar en los próximos meses estimamos que llegaremos a un 65 o 70 por ciento del trabajo que teníamos en 2018″, agregó según publica el sitio del “El Diario”, de Entre Ríos.

Según el empresario, la venta de las piletas es estacional y solo se comercializa durante 40 días en el año, desde diciembre hasta el 10 de enero. “Esta temporada hubo una gran retracción en las ventas. La producción anual fue de 300.000 unidades y los comerciantes se quedaron con el 50% de stock. Indefectiblemente la reposición caerá para fin de año”, lamentó.