CRISIS: CIERRA EMPRESA ALEMANA EN SAN JUAN Y DESPIDE A TODOS LOS EMPLEADOS

La empresa de capitales alemanes Edding decidió cerrar la planta de producción de los tradicionales marcadores en San Juan, despidiendo a todos sus empleados. La decisión, dijeron voceros de la compañía, fue tomada por el desplome de ventas debido a la caída de la demanda en los últimos cuatro años: la baja en la comercialización alcanzó el 50%.

La planta ya venía operando desde hace dos años al 25% de su capacidad instalada, lo que generaba un mayor aumento en los costos fijos que no podían ser cubiertos con la rentabilidad neta de la propia producción.

La planta ubicada en San Juan fue inaugurada por la firma alemana en el año 2000 como parte de un plan de expansión, que llevó a la apertura de polos de producción también en Italia y Grecia, y un año más tarde en Francia y Turquía.

“En el 2008 éramos competitivos y podíamos exportar. Hoy fabricar un producto en Argentina cuesta un 90% más caro que fabricarlo en Alemania“, apuntó el director comercial de Edding, Pablo González.

“La debacle comenzó hace cuatro años con los altos costos, inflación, volatilidad del dólar, alta carga impositiva, altas tasas de interés, sumado a la fuerte caída del consumo y el ingreso de productos chinos”, explicó el gerente general de finanzas de la firma, Leonardo Rosas,