EMIRATES REGISTRÓ UN BENEFICIO DE 631 MILLONES DE DÓLARES

La compañía Emirates registró un beneficio de U$S 631 millones en el año financiero que finalizó el 31 de marzo de 2019, un 44 % menos que el año pasado.

Los ingresos del grupo alcanzaron los U$S 29,8 mil millones, un aumento del 7 % con respecto a los resultados del año pasado.

El jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum, presidente y director ejecutivo de la aerolínea y del El Grupo Emirates, ha afirmado: “El año financiero 2018/2019 ha sido complicado, y nuestro rendimiento no ha sido tan bueno como cabría esperar. Los altos precios del combustible y el fortalecimiento del dólar estadounidense han mermado nuestras ganancias, al igual que la creciente competencia en nuestros mercados clave. El aumento de la demanda de carga aérea global respecto al año anterior parece haber dado marcha atrás; y también hemos notado una disminución en la demanda de viajes en nuestra región, que afecta tanto a dnata como a Emirates”.

En 2018/2019, el grupo invirtió U$S 3,9 mil millones en nuevos aviones y equipamiento, la adquisición de compañías, instalaciones modernas, las últimas tecnologías e iniciativas de personal, un aumento significativo respecto al gasto de inversión del año pasado de U$S 2,5 mil millones.

En febrero, la aerolínea Emirates anunció un pedido de 40 A330-900 y 30 A350-900 por valor de U$S 21,4 mil millones en un acuerdo firmado con Airbus, que será entregado entre 2021 y 2024, respectivamente. La aerolínea también recibirá 14 A380 adicionales entre 2019 y finales de 2021, con un total de 123 unidades de este modelo pedidas.

La capacidad total de pasajeros y carga de Emirates superó los 63 mil millones, con 63,3 mil millones de ATKM a finales del año financiero 2018/2019, consolidando su posición como la mayor aerolínea internacional del mundo. La compañía aumentó moderadamente la capacidad durante el periodo de 2017/2018 en un 3 %, con el foco puesto en la mejora del rendimiento.

Emirates recibió 13 nuevos aviones durante el año financiero: siete A380 y seis Boeing 777-300ER. La próxima entrega de 777 está prevista de cara a 2020, cuando Emirates reciba su primer avión 777X.

Durante 2018/2019, Emirates ha retirado 11 de sus aviones más antiguos, constituyendo una flota de 270 aviones a finales de marzo.  Esta transformación de la flota, que ha implicado un total de 24 aviones, ha sido nuevamente una de las más importantes llevadas a cabo en un año, y ha ayudado a mantener la edad media de la flota de Emirates en 6,1 años.

Esto refuerza la estrategia de Emirates para operar una flota joven y moderna y estar a la altura de su posicionamiento de marca “Fly Better”, dado que, cuanto más actuales son los aviones, más beneficiosos son para el medio ambiente, las operaciones y los clientes En un contexto de altos precios del combustible, una fuerte tasa de interés y un impacto desfavorable del tipo de cambio, la aerolínea ha presentado un beneficio de 237 millones de dólares, una bajada del 69 % respecto a los resultados del año pasado y un margen de beneficio del 0,9 %.

El conjunto del tráfico de pasajeros se ha mantenido estable, ya que Emirates ha transportado 58,6 millones de pasajeros, un 0,2 % más. Con un aumento de la capacidad de asientos del 4 %, la aerolínea ha conseguido un factor medio de ocupación del 76,8 %. La ligera disminución del factor medio de ocupación en comparación con el 77,5 % del año pasado refleja el impacto de la ralentización de las economías regionales en la demanda de viajes y en la competencia feroz en múltiples mercados.

May, 13-2019