CIUDADES PUERTA PARA LAS REGIONES DE CHEQUIA: LIBEREC-REGIÓN DE BOHEMIA DEL NORTE.

A la sombra de un hotel mundialmente conocido, abrazada por las montañas Jizerské hory, se sitúa la ciudad que te invita a conocer los paraísos rocosos y naturales de la República Checa. La ciudad de Liberec, en Bohemia del Norte.

El encantador Parque Nacional Suiza de Bohemia, las montañas y las ciudades rocosas figuran entre los atractivos principales de Bohemia del Norte.

Entre las atracciones turísticas principales de Suiza de Bohemia se encuentra la Puerta de Pravčice, o los cruceros por los desfiladeros del río Kamenice. Vas a encontrar aquí también miradores, atractivos miraderos rocosos y laberintos o famosos lugares de peregrinación. Puedes  subir en el teleférico a la moderna emisora de televisión en Ještěd o subir a Sněžka (1 602 m), el pico más alto de las montañas Krkonoše de la República Checa. También puede hacer una excursión al nacimiento del río Elba y alguna de las cataratas de Krkonoše.

Liberec

Liberec es una ciudad que cuenta con una historia larga y gloriosa. Alcanzó su mayor auge en el siglo XVIII al convertirse en la ciudad manufacturera más grande del Reino Checo, siendo la segunda ciudad más importante después de Praga. Debido a su población mayoritariamente alemana, tras la firma del Acuerdo de Múnich, en 1938, Liberec se convirtió en metrópoli de los Sudetes. Hoy día es sobre todo una ciudad viva y un fantástico punto de partida para excursiones hacia las bellezas naturales de las montañas Jizerské hory y sus miradores. En invierno, se transforma en un centro deportivo por sus pistas de esquí alpino y decenas de kilómetros de pistas acondicionadas para practicar el esquí de fondo.

La mayoría de los visitantes inician su recorrido por la ciudad en la plaza principal. Aquí, a primera vista le llamará la atención el majestuoso panorama de las torres esbeltas del Ayuntamiento de Liberec, cuyo aspecto recuerda más bien al de una catedral gótica.

En la Galería regional, puedes admirar originales obras del impresionismo y cubismo checo, además de obras maestras de pintores franceses, holandeses y flamencos. Pero el museo más llamativo de Liberec es el ostentoso Museo de Bohemia del Norte, que reside en un precioso edificio neorrenacentista. Aparte de exposiciones dedicadas al paisaje y a la historia, puedes ver aquí una exhibición de cristal y joyas, incluyendo entre tales bellezas un singular juego de té cubista.

Suiza de Bohemia

Místico paisaje de bosques de pino y espesos valles de los que sobresalen rocosas torres, puertas, muros, barrancos, ciudades de rocas y laberintos. Exactamente así es el Parque Nacional de la Suiza de Bohemia. El imperio de las rocas es el hogar de animales poco corrientes y plantas maravillosas.

Una de las puertas de entrada a este paisaje único es Hřensko, de donde salen varios recorridos turísticos a las cañadas cercanas. Una parte del camino pasa por el laberinto de rocas, túneles y puentes. Algunas partes se pueden atravesar solamente en lanchas conducidas por un guía. Los estrechos románticos por los que traspasa la luz, con sus altos muros de rocas de arenisca cubiertas de musgo y helecho, le parecerán irresistibles.

Entre las rutas turísticas favoritas está el Sendero de Gabriel. Le llevará del poblado de Mezní Louka a la famosa Puerta de Pravčice. El arco monumental de roca, el más grande en toda Europa, recuerda formaciones parecidas del conocido parque estadounidense Arches. De camino se le abrirán preciosas vistas a los alrededores, principalmente a la colina más alta del parque, Růžovský vrch.

Parque Nacional de Krkonoše

El parque nacional de las montañas de Krkonoše es una de las zonas naturales más valiosas de Europa Central. La cordillera más alta de la República Checa representa un mosaico único de ecosistemas que se han conservado aquí como recuerdo de su lejano pasado glacial.

Descubre este paisaje precioso con altas laderas de montañas, crestas planas, prados alpinos con flores multicolores y tremedales misteriosos donde reina el «Monte Cervino checo»: la montaña checa más alta, Sněžka. Le espera una excursión magnífica a la naturaleza virgen llena de vastos panoramas, ascensos empinados y rutas turísticas bien señaladas con todos los niveles de dificultad.

Terezín

Terezín es una fortaleza construida como sitio de defensa por el ilustrado soberano José II y lleva el nombre de su madre, la emperatriz María Teresa. Lamentablemente, entró en el conocimiento de la gente como prisión y luego, en la época de la Segunda Guerra Mundial, como gueto judío y campo de concentración. Visite usted también el Memorial de Terezín, dedicado a las víctimas del Holocausto, el cual honra el inquebrantable valor humano y voluntad de vivir.

Palacio de Sychrov

Puede visitar a lo largo de todo el año el palacio neogótico de Sychrov. Sus exposiciones le aproximarán de forma interesante al estilo de vida de la nobleza en la segunda mitad del siglo XIX. En aquel entonces, el palacio florecía como residencia de la estirpe principesca de los Rohan, que llegaron a Bohemia desde la Bretaña francesa. En Sychrov verá numerosas colecciones valiosas: una colección de pintura francesa de retratos y de cristal checo grabado y pintado de los siglos XVIII y XIX. En el parque inglés del palacio puede admirar a los reyes de los cielos: águilas y halcones, así como cuervos y lechuzas cuyas capacidades se las mostrará un halconero experimentado. En el recinto también se sitúa el mirador del príncipe heredero Rodolfo y las ruinas románticas del Castillo de Arturo.

Abr, 30-2019