LLEGARON A RETIRO 8.500 DURMIENTES PARA RENOVAR LAS VÍAS DEL INGRESO DE LA ESTACIÓN

La obra de modernización de la infraestructura del ingreso de trenes a la estación Retiro de la línea Mitre, que contempla la renovación de vías, sistemas eléctricos y de señalamiento, ya cuenta con los durmientes de hormigón en su obrador. Servirán para recambiar los antiguos de madera, que tienen más de 100 años de antigüedad. Gracias a esta obra, se podrán agregar servicios, mejorar frecuencias y la seguridad en la operación de todos los ramales.

Trenes Argentinos Infraestructura, organismo perteneciente al Ministerio de Transporte de la Nación, recibió esta semana los durmientes de hormigón armado necesarios para renovar las vías en el ingreso de trenes a la estación Retiro de la línea Mitre. Guillermo Fiad, presidente de la entidad, supervisó hoy la llegada de los materiales.

Para renovar la infraestructura del ingreso de los trenes a Retiro, se utilizarán 8.500 durmientes de hormigón armado de fabricación nacional, que reemplazarán a los viejos de madera que se instalaron hace más de 100 años. Estos se suman a las 1.000 toneladas de rieles ya acopiados en el obrador y a 31.000 toneladas de piedra balasto, que completan los insumos para renovar la infraestructura de vías.

La primera tarea que se está realizando en la obra es el retiro de las vías existentes. Se llevan levantados 2.600 metros, de un total de 15.000, y se quitaron 10 paragolpes, que también eran los originales, instalados a principios del siglo XX.

“Esta obra inédita, postergada por décadas, cambiará definitivamente la forma de viajar en el tren Mitre, aumentando la cantidad de servicios diarios, reduciendo los tiempos de espera y mejorando la seguridad en la operación. Esta es una muestra más de nuestro compromiso con un transporte público de calidad para la gente”, señaló Guillermo Fiad, presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, durante la inspección.

Los durmientes son bloques donde se apoyan los rieles metálicos. Pueden ser de madera u hormigón (estos últimos son más resistentes) y sirven para mantener los rieles unidos a una distancia fija, determinada por el tipo de trocha (angosta, media o métrica). Durmientes, rieles y piedra balasto son los tres elementos que conforman la vía.

En su totalidad, la zona de ingreso de trenes a Retiro es un área de 85.000 metros cuadrados con unos 8 kilómetros de vías. Además, se renovarán 15 kilómetros de cableado subterráneo, por donde se transmite la electricidad, 8 paragolpes en el tope de los andenes y se instalará señalamiento de última generación, que permite que el tren pueda avanzar, maniobrar y detenerse. También se incorporará el moderno sistema de frenado automático de trenes, para mejorar la seguridad y eliminar así el riesgo de colisión provocado por el error humano.

La renovación del ingreso a Retiro, en detalle

3.700 millones de pesos de inversión

85.000 m2 de superficie a ser renovados

70% de cancelaciones y demoras de hasta 15 o 20 minutos que se eliminarán

250.000 pasajeros beneficiados de la línea Mitre

Frenado automático de trenes

40% más de servicios diarios

1.000 toneladas de rieles nuevos

8.500 durmientes de hormigón nuevos, de fabricación nacional

15 kilómetros de entubado subterráneo para cables de electricidad, señalamiento y telecomunicaciones

31.000 toneladas de piedra balasto

8 nuevos paragolpes en el tope de los andenes

Abr, 1-2019