Software: Nueva ley, pero siguen las retenciones que castigan al sector

Con el objetivo de crear 215.000 puestos de trabajo de calidad y mejorar el perfil exportador de los US$ 6.500 millones actuales a unos US$ 15.000 en los próximos diez años, el gobierno presentó el borrador del proyecto de ley de la Economía del Conocimiento.

“La economía del conocimiento está transformando el mundo. Tenemos ventajas competitivas para liderar la región con estas actividades, creando empleo de calidad y mejorando la competitividad”, dijo el ministro Dante Sica.

Si bien la ley propone mejorar el ambiente de trabajo para los emprendedores del software, en ningún momento las autoridades políticas hicieron comentario alguno acerca de la eliminación de las retenciones a las exportaciones. El sector necesita estar liberado de impuestos distorsivos para poder despegar sin el peso de un socio como el Estado.

Mayer detalló los puntos más salientes del proyecto de ley, haciendo hincapié en ¨las mejoras sustanciales que se presentan respecto a los beneficios impositivos y fiscales de la Ley de Software¨.

“Para acceder a los beneficios hay que reunir una serie de requisitos que en este nuevo proyecto han sido simplificados, con especial consideración por las pymes y microempresas, que a partir de ahora podrán acceder solamente demostrando que el 70% de su facturación se vincula con la actividad”, explicó Mayer.

Otro beneficio que se incorpora es la “posibilidad de aplicar el bono de crédito fiscal (se podrá transferir por única vez) no sólo a cuenta del Iva sino también en el Impuesto a las Ganancias”.

“Vamos a permitir que las retenciones que se hagan en los países importadores de nuestros servicios se puedan descontar del Impuesto a las Ganancias hasta tanto avancemos en los convenios de doble imposición”, aclaró el secretario de Emprendedores y Pymes.

En el Ministerio de Producción aseguran que “el impacto de este proyecto tiene alcance federal ya que la economía del conocimiento viene creciendo en todas las regiones del país, con centros de desarrollo e innovación en Tucumán, Chaco, Bariloche y Misiones”.

El presidente de Accenture Argentina, Sergio Kaufman, recordó que ¨los países hoy compiten por el conocimiento y en la medida que avance este proyecto es absolutamente viable que se generen 200.000 puestos de trabajo”.

Por su parte, la directora de la Cámara Argentina de Biotecnología, Graciela Ciccia, indicó que “es una muy buena señal para la aparición de nuevas empresas. Creemos que en este caso el Estado ha escuchado las necesidades del sector productivo”.

El CEO de Globant, Martín Migoya, destacó que “es una oportunidad histórica porque no hay un límite en cuanto a la demanda del trabajo argentino. Además estoy feliz porque esta nueva ley tiene previsto expandirse hacia nuevos sectores”.

Por último, el presidente de la Cámara de la Industria Argentina del Software, Aníbal Carmona, subrayó que “estamos ante la ley de la creación del empleo del futuro, podemos decir que es la Vaca Muerta de la gente”.