LA EXPERIENCIA DE VOLAR EN LA CLASE BUSINESS DE LUFTHANSA

Volar en Business Class es una experiencia reconfortante, aún más si se tiene por delante más de 12 horas de viaje. Pero volar en la Business de Lufthansa a bordo del Jumbo 747-800 es un valor agregado que cubre cualquier expectativa.

Así fue posible apreciarlo en el viaje realizado hacia Frankfurt, camino a Ginebra para participar del Media Global Day de IATA.

Fue posible disfrutar a pleno de los nuevos elementos de, que con el nombre “Dream Collection”, presentara a mediados de este año el Director General de Lufthansa para Argentina, Luis Monreal.

Una manta de grandes dimensiones, una nueva funda de almohada y una remera para el descanso, se suman a la amabilidad del personal de a bordo y a las comodidades propias de una aeronave como el Jumbo.

No existe un avión comercial más impresionante bonito, icónico y elegante que el B747. Caminar dentro de uno de ellos es una experiencia muy particular, y de alguna manera se siente la diferencia con otras aeronaves.

Baños limpios y amplios, bien dotados de los elementos necesarios para el aseo, son cuestiones no menores a la hora de establecer comparaciones.

Una excelente oferta culinaria, las mejores bebidas y un servicio de entretenimiento a la altura de una compañía del prestigio y la envergadura de la alemana.

Con 62 años de historia, Lufthansa presume de haber sido la primera en introducir innovaciones tecnológicas que actualmente se emplean en prácticamente todas las aerolíneas.

Hace 10 años, Lufthansa empezó a ofrecer en sus aviones el servicio de Internet móvil para smartphones, servicio que ha ido mejorando con los años. En 2008 ya contaba con aplicación propia, primero para iPhone y luego para Android y un año más tarde, en 2009, fue la primera aerolínea en ofrecer el boarding pass digital, para que no fuera necesario imprimir la tarjeta de embarque para acceder al avión.

Hoy una de las novedades de Lufthansa es la posibilidad de imprimir la etiqueta identificativa de la maleta en casa, y evitar las largas colas para hacerlo en el mostrador. Este sistema está disponible para algunos viajes, pero la aerolínea está ampliando los destinos con esta tecnología que permite colocar la maleta en una cinta automática al llegar al aeropuerto.

Por otra parte, la compañía también presume de contar con una aplicación, que permite encontrar ofertas de vuelos personalizadas o tener un control total del vuelo en todo momento.

Viajar por Lufthansa supone algo distinto, hacerlo en la Business Class, una experiencia inolvidable.

Dic, 12-2018