CRECIÓ UN 4,8% EL TRANSPORTE TERRESTRE Y AÉREO EN LOS PRIMEROS 7 MESES

El transporte terrestre y aéreo, tanto de carga como de pasajeros, mostró un crecimiento total del 4,8% en los primeros siete meses de 2018, con respecto al mismo período del 2017, según un análisis realizado por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales.

Según el informe, la medición de los índices de servicios públicos del INDEC mostró que el transporte de pasajeros creció 5,6% en el acumulado a julio de 2018, mientras que el transporte de carga marcó un avance del 11,4% en este período, aunque se desacelerarán hasta fin de año por la menor actividad económica.

Los pasajeros del ferrocarril tuvieron un incremento del 12,1% en el acumulado a julio del corriente año (8,2% en 2017), impulsado por la mayor fiscalización y por una mejora del servicio, mientras que el subte verificó un incremento en el pasaje del 10,9% (5% en 2017).

Finalmente, el transporte aéreo total (cabotaje e internacional) de pasajeros verificó un alza del 8,6% en el acumulado a julio de 2018. Sin embargo, el segmento de vuelos internacionales comenzó a caer en términos anuales desde junio, producto de la devaluación del peso, que impactó en el turismo saliente.

Agrega el documento difundido hoy que, transcurridos siete meses de 2018, se verifica un incremento en la actividad del sector de transporte de carga del 11,4%, según la medición del INDEC (tras crecer 2,1% en 2017) y aclara que un problema para el sector es el aumento del costo logístico (por aumento de gasoil, peajes, salarios y patentes entre otros gastos) que crece por encima de la inflación en lo que va de 2018.

La reducción de los subsidios al transporte tuvo como contrapartida la suba de las tarifas de los distintos medios de transporte en el corriente año. Ello se tradujo en aumentos progresivos de las tarifas de trenes y colectivos (febrero, abril, junio, agosto, septiembre y octubre de 2018) y de subtes (agosto de 2018), pero existe otro aumento previsto para el subte desde noviembre (para equiparar los valores de los diferentes medios de transporte), ya que quedó barato con relación al colectivo.

Todos los medios de transporte muestran un aumento en la cantidad de pasajeros transportados en lo que va del año en curso. Si consideramos la cantidad de pasajeros transportados por el sistema urbano de transporte público, es decir, ómnibus, más ferrocarriles y subtes, en el acumulado a julio de 2018, observamos un aumento de 4,4% con respecto al año previo, ya que pasaron de 1262 millones en 2017 a 1317,3 millones de pasajeros en los primeros siete meses de 2018.

Dentro de este marco, se está produciendo una redistribución del transporte desde el automotor hacia subtes y ferrocarriles. Las causas son variadas, como el menor impacto de las tarifas (el colectivo aumentó escalonadamente en febrero, abril, junio, agosto y septiembre), mientras que el subte registró una única suba en agosto.

Además, se suman las congestiones de tránsito habituales que incentivan el uso del subterráneo.

Oct, 25-2018