AEROLÍNEAS LATINOAMERICANAS TRANSPORTARON UN 1,6 % MÁS DE CARGA EN AGOSTO

Las aerolíneas latinoamericanas transportaron en agosto último un 1,6% más de carga que en igual período del año pasado, mientras que la capacidad aumentó un 5,3%, según el informe mensual que publica la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).
El análisis señala que algunos de los mercados más pequeños han registrado un fuerte crecimiento en los volúmenes internacionales de carga en lo que va del año, aunque advierte que, sin embargo, la recuperación general observada en los últimos 18 meses se ha detenido.
A nivel global, IATA anunció que la demanda de carga aérea (medida en toneladas por kilómetro transportadas, FTK por sus siglas en inglés) registró una subida interanual del 2,3% el pasado mes de agosto.
Y acota que el ritmo de crecimiento se mantuvo sin cambios respecto del mes anterior, aunque quedó por debajo de la mitad de la tasa de crecimiento promedio quinquenal, que fue del 5,1%.
La capacidad de carga, en tanto, creció un 4,5% interanual en agosto de 2018. Por sexto mes consecutivo, la capacidad superó a la demanda. No obstante, los rendimientos del sector parecen mantenerse.
El crecimiento está siendo respaldado por algunos factores, como la confianza del consumidor, una mejora en la inversión global y el creciente comercio electrónico internacional. No obstante, el sector se enfrenta a algunos desafíos como el debilitamiento global de las exportaciones en Europa, China, Japón y Corea, que se han visto afectadas en los últimos meses.
Los fabricantes de Asia y Europa (los mayores mercados de exportación por volumen) informaron de plazos de entrega más largos, por lo que la rapidez que caracteriza al transporte aéreo pasa a un segundo plano.
“La demanda de agosto de la carga aérea creció al mismo ritmo que el mes anterior: 2,3%. El sector crece estimulado por la mejora de la confianza del consumidor, el crecimiento del comercio electrónico internacional y la mejora del escenario económico global. Pero la industria se enfrenta a varios desafíos, como la caída de las exportaciones, los plazos de entrega más largos y la continua amenaza de las crecientes tensiones comerciales”, dijo Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA.
Agregó que “en un principio, los aranceles a los productos transportados por aire habitualmente no estaban en el punto de mira. Pero a medida que aumentan los aranceles, la industria de carga aérea se vuelve más vulnerable. Y si continúan las tensiones comerciales, es probable que terminen afectando también a los viajes de negocios”.
Y cerró: “En las guerras comerciales solo hay perdedores”.
Oct, 02-2018