CONVERGENCIA POLÍTICA EN LA INAUGURACIÓN DEL GARDEN PLAZA TUCUMÁN

Con un acto público, la familia Méndez Collado inauguró anoche el Garden Plaza, en un encuentro que reunió a los principales referentes políticos locales.

Un hecho para celebrar en medio de la crisis.- Una apuesta en plena crisis económica de los hermanos Méndez Collado logró congregar a las figuras más importantes de la política tucumana, en plena Laprida primera cuadra, frente a la plaza Independencia. Los empresarios compraron el ex Hotel del Sol y dejaron inaugurado el hotel Garden Plaza. La reapertura de las puertas fue con una fiesta: catering, espectáculos y fuegos artificiales para cerrar una celebración.
El gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, junto a buena parte de los ministros del gabinete del Poder Ejecutivo acompañaron la fiesta. Por Cambiemos, dijo presente el intendente, Germán Alfaro, y su esposa, la diputada nacional Beatriz Ávila. Entre los invitados también estaba el senador José Alperovich, que no concurrió a la cita.
En representación del ministro de Turismo de la Nación Gustavo Santos asistió Sebastián Ariel Slobayen, secretario de Coordinación e Inversiones Turísticas, que destacó la expansión de la actividad en todo el país, con más de 150 emprendimientos “que generaron más de 15.000 puestos de trabajo en toda la Argentina”.

En pleno centro de la capital.- El hotel Garden Plaza cuenta con 100 habitaciones, entre ellas, cuatro Suites Presidenciales, ocho Juniors Suites, habitaciones Vip y Superiores, todas ellas con las últimas tecnologías en Smart TV, carga de celulares vía USB, WI-FI, entre otras comodidades. Además cuenta con un estacionamiento con capacidad para más de 100 vehículos. Está emplazado a pocos metros de Casa de Gobierno, Casa Histórica de la Independencia, Iglesia Catedral, y demás edificios que integran el Casco Histórico de San Miguel de Tucumán.

La calle, el escenario.- Un vallado sobre Laprida primera cuadra marcó el espacio para los invitados a la fiesta. Empresarios, funcionarios provinciales, municipales, y decanos de la Universidad Nacional de Tucumán, entre otros, disfrutaron del catering, en la antesala del acto. La mayoría se ubicó en siete mesas y dos pares de juegos de sillones para amenizar la espera. Flores, adornos y sobriedad por donde se mire. Promotoras de marcas de vino, espumante y un aperitivo comenzaron a distribuir desde las 18 las bebidas de sus marcas. Los vecinos curiosos se acercaron al vallado atraídos por la música de la Banda Sinfónica de la Provincia: música clásica, jazz, mambo y hasta ritmos brasileños, como el choro, formaron parte del repertorio. En los bares cercanos quienes tomaban un café se sorprendieron cuando escucharon los acordes de “Tico tico no fuba”, un clásico de la música paulista, compuesto en 1919 por Zequinha de Abreu.

Cariño tucumano.- “Volvemos a Tucumán para devolver lo que Tucumán nos dio”. Así comenzó su discurso el empresario Hugo Méndez Collado. En poco menos de 10 minutos, su alocución celebró la impronta tucumana de la inversión hotelera. Destacó que todos los trabajadores que participaron de la remodelación fueron tucumanos: albañiles, diseñadores gráficos, arquitectos, carpinteros, pintores, herreros y artistas.

Méndez Collado recordó los inicios comerciales de la familia, cuando abrieron los negocios La Casa del Radioarmador y Quémidichirichi. “Es un orgullo volver a nuestra tierra, y digo así, tierra (arrastrando la erre) y no tierra (haciendo vibrar las ere), porque somos tucumanos. Tenemos mucho laburo, mucho sudor, no tendremos exenciones impositivas pero nos venimos par hacer un hotel en Tucumán. Sin crisis de identidad, porque aquí hablamos como hablamos. Y por eso les decimos a todos los demás: inviertan en Tucumán. Vengan a nuestra tierra”, destacó, levantando los aplausos del gobernador y de todos sus funcionarios.

“Ser idealista no es mala palabra. Somos idealistas de acción, de ‘meta, meta, meta, vamos para adelante’. Por eso estamos acá, con orgullo. Son tiempos de crisis, no había plata, no hay exenciones, pero invertimos en nuestra provincia”, destacó Méndez Collado.

Mensaje solapado.- El intendente Alfaro hizo una breve alocución para agradecer a los empresarios que reinauguraron el hotel, y dejó una crítica al Gobierno provincial. “Qué mas podemos decir los vecinos de la capital a Hugo, que darles las gracias. Porque en momentos de crisis, cuando algunos deciden reducirse, dejar personal o pasar de lo productivo a lo financiero, Hugo está invirtiendo”, comenzó su mensaje el intendente.

Y agregó: “muchos vinieron a invertir en condiciones ventajosas, con exenciones impositivas. El plus acá de Hugo Méndez Collado es que vino a invertir genuinamente. No necesariamente para invertir se necesita ser amigo del poder, sino tener la voluntad. Escucharlo a Hugo decir que quiere devolverle al terruño… todos los que estamos acá le decimos gracias, porque la inversión es de corazón”, finalizó.

Bienvenidos a casa.- El gobernador, Juan Manzur, cerró la etapa de discursos agradeciendo la inversión, y el hecho de que el acto haya reunido a referentes políticos de todos los partidos. “A este sueño sólo lo puede hacer alguien que tiene pasión. Ellos son agradecidos de Tucumán. Es mucho dinero, es mucho esfuerzo, mucho sacrifico. Pero acá hay agradecimiento de los hermanos Méndez Collado hacia Tucumán. Y a eso todos lo valoramos”, comenzó el mandatario.

“Es verdad que la cosa no está fácil. Pero no es momento de hablar de eso, éste es el Tucumán que quiero, con el que sueño, el que genera oportunidades, trae inversiones. Vinimos todos hoy sin distinciones de banderías políticas; toda la representatividad política de Tucumán está acá para decirles gracias: bienvenidos a su casa”.

Un retorno acelerado.- El gobernador Juan Manzur llegó al aeropuerto Benjamín Matienzo, procedente de Buenos Aires, media hora antes del inicio de la ceremonia de inauguración. Se dirigió directamente hacia la primera cuadra de calle Laprida.

El mandatario participó de una cumbre con gobernadores del PJ e, incluso, mantuvo un contacto informal con el secretario del Interior, Sebastián García de Luca, en un café del microcentro porteño.

“Charlamos sobre el presupuesto que se viene. No queremos ponerle palos en la rueda, pero tampoco que nos saquen el dinero que nos corresponde como provincia”, comentó a LA GACETA, luego de la habilitación del hotel. Los propietarios del emprendimiento le obsequiaron una réplica de un sulky.

La ambientación del complejo hotelero es netamente tucumana. “Hay que resaltar las inversiones, más en estos tiempos turbulentos”, acotó el gobernador, que hoy irá a Monteros para participar de las obras de ampliación de una planta cervecera.

Ago, 30-2018