STURBUCKS ‘ABRE SUS PUERTAS’

Starbucks comunicó a sus empleados de Estados Unidos que cualquier persona puede ingresar a sus locales y quedarse, incluso utilizar los baños, sin necesidad de consumir, un cambio de política de la cadena de cafeterías más grande del mundo tras el escándalo por la forma en que fueron tratados dos hombres negros en un local de Filadelfia.

“Cualquier persona que ingrese a nuestros espacios, incluidos patios, cafeterías y baños, independientemente de si hace una compra, es considerada un cliente”, dijo Starbucks en un correo electrónico a sus trabajadores de Estados Unidos enviado días atrás, informó hoy la cadena de noticias CNN.

El 12 de abril pasado, un empleado de un local de Starbucks de Filadelfia, estado de Pensilvania, llamó a la policía irritado por el hecho de que dos jóvenes negros estuviesen en el local sin pedir nada y, al ser invitados a salir, se negaran.

Según la versión de los detenidos, que fueron liberados dos horas después por “falta de pruebas”, ambos estaban esperando a un amigo y habían pedido usar el baño del local pero el trabajador les negó el acceso y llamó a la policía.