SEATTLE, LA PERLA DEL OESTA NORTEAMERICANO

Seattle es una mezcla intensa de colores y geografía. Una muestra más de la realidad cosmopolita de los Estados Unidos, con altos edificios que se mezclan en el paisaje con sus lagos y frondosos bosques y a tan sólo 150 kilómetros de Canadá, lo que le ofrece un atractivo adicional, ante la posbilidad de visitar Vancouver.


Subir a la ‘aguja espacial’ (Space Needle), quizás el símbolo más conocido de Seattle con sus 184 metros de altura y capaz de soportar vientos de hasta 420 km/h, es una de las cosas que uno no puede dejar de hacer. Desde lo más alto se puede ver en su plenitud todo el skyline de Seattle, la bahía, las islas, las montañas cercanas con sus cumbres nevadas. Una verdadera maravilla para los ojos.
La Space Needle data de una gran exposición que se celebró en 1962, y actualmente es la atracción más reconocible de Seattle. Como curiosidad, ha formado parte del logo del show televisivo Frasier, y ha aparecido en escenas de la serie Anatomía de Grey.
El recinto ferial que rodea la “aguja” ha sido convertido en el Seattle Center, que sigue siendo el lugar de celebración de eventos culturales y festivales de música. El monorraíl de Seattle también fue instalado para la misma exposición de 1962, y une el Seattle Center hasta el Westlake Center, un centro comercial del centro de Seattle.
La plataforma superior de la torre dispone de unas vidrieras enormes que te permiten tener una panorámica 360 grados. Actualmente se encuentra en remodelación, por lo que es necesario caminar entre obras, pero la vista espléndida hace que esas molestias no se noten.
Los parques y jardines que la circundan son otro atractivo en sí mismos porque alli se pueden ver diversas esculturas, configurando un recinto ferial bien cuidado, donde también hay varios palacios de exposiciones con formas originales y futuristas.


Seattle es una ciudad con esculturas en la calle, muchas flores, bares y restaurantes con terrazas exteriores, bien organizada, taxis tipo Nueva York y varias limusinas circulando y posee además el “orgullo” de haberi sido la sede del primer café de Starbucks, situado en la zona del Public Market, un mercado particular, donde se amontonan locales de ventas de alimentos, flores, ropa, artesanías, antigüedades y hasta negocios dedicados a la venta de elementos de magia, junto a músicos callejeros y malabaristas.
En una de las mayores pescaderías del mercado la gente se aglomera para ver cómo los empleados se lanzan las piezas por el aire a unos 8 o 9 metros de distancia, para que otro de los encargados la empaquete y cobre por el producto. Un espectáculo aparte dentro de la romería de voces y gritos.
Realizar un crucero turístico para recorrer los lagos de Union y Washington, que rodean la ciudad, nos permite ver como hay gente que tiene sus propias casas flotantes en los lagos y con el yate en la puerta, en una de estas se rodó la película ‘Algo para recordar’, protagonizada por Tom Hanks, muy cerca del ‘barrio’ de Medina, donde tiene su mansión Bill Gates, entre otros acaudalados norteamericanos.


Sede de Microsoft y Amazons, Seattle se distingue, además de por su tecnología, por ser la sede de la fábrica de aviones Boeing, que con sus más de 70 mil empleados en esta ciudad, la ha convertido en el centro por naturaleza del movimiento aerocomercial del mundo.
Probablemente, más allá de las implicancias que tiene una fábrica de esta naturaleza, desde donde salen los aviones más comercializados del mercado, uno de los atractivos turísticos más importantes resida en su museo de la aviación.
Allí se pueden ver aeronaves tan viejas como el inicio de la aviación aerocomercial y tan modernas como las que actualmente surcan los cielos, de todas las procedencias del mundo. Descripciones de cómo comenzó todo con la participación de Douglas y Boeing como pioneros, un transbordador aeroespacial con simulador disponible, uniformes de astronautas antiguos y nuevos y el Air Force One que fue utilizado por varios Presidentes de Estados Unidos hasta la administración de Richard Nixon. Toda una aventura para los apasionados con la aviación y su historia, que puede demandar hasta 4 ó 5 horas.


Seattle es la ciudad más grande del estado de Washington, en el noroeste de los Estados Unidos de América. El área metropolitana de la ciudad comprende Seattle-Tacoma-Bellevue, es la décimo quinta más poblada del país y la mayor del Noroeste del Pacífico.

May, 22-2018