En Google fijan “advertencias” por la Inteligencia Artificial

El cofundador de Google, Sergey Brin, advirtió que el boom de la inteligencia artificial (IA) creó un “renacimiento tecnológico”, a la vez que advirtió sobre “las muchas amenazas potenciales” que contiene, si bien la plataforma la usa en diversas herramientas.

“La nueva primavera en IA es el desarrollo más importante en la informática. Cada mes hay aplicaciones nuevas y sorprendentes y nuevas técnicas transformadoras”, pero “estas poderosas herramientas también traen consigo nuevas preguntas y responsabilidades”, escribió en la carta de fundadores que cada año publica la compañía Alphabet, propietaria de Google.

Brin enumeró algunas de las muchas maneras en que la IA se utiliza para impulsar los servicios y las empresas de Alphabet: analiza imágenes en Google fotos, traduce más de 100 idiomas en la plataforma, alimenta los sistemas de navegación en los autos sin conductor de Waymo, e incluso ayuda a diagnosticar enfermedades y descubrir nuevos sistemas planetarios, dijo.

Para el directivo la IA también plantea una serie de problemas “desde los temores de la sensibilidad del estilo de ciencia ficción hasta las preguntas a más corto plazo, como la validación del rendimiento de los autos sin conductor”.

Brin señaló que Alphabet está “reflexionando seriamente sobre varios de estos problemas, incluida la forma en que la IA afectará el empleo, los desafíos de hacer algoritmos imparciales y transparentes, y el temor de que esta tecnología se use para ‘manipular personas'”, escribió el empresario.

Sin embargo, el ejecutivo no mencionó un uso controvertido de la IA que es particularmente relevante para Alphabet: las aplicaciones militares, consignó The Verge.

A principios de este año se reveló que Google estaba ayudando al Pentágono a desplegar herramientas de aprendizaje automático para analizar secuencias de videovigilancia de drones. La firma explicó que la tecnología es solo para “usos no ofensivos”, pero miles de empleados de Google exigieron que la empresa se retire del proyecto.

“Si bien soy optimista sobre el potencial de aplicar la tecnología a los mayores problemas del mundo, estamos en un camino que debemos recorrer con profunda responsabilidad, cuidado y humildad”, concluyó Brin.