Nueva generación de cajeros automáticos en la Argentina

El desembarco de Octagon, la tercera red de cajeros automáticos que tendrá el país, a cargo de la firma Odyssey, significará una inversión de US$50 millones en dos años para la instalación de 5.000 nuevas terminales, con lo cual el parque se ampliará al menos un 38%.

“Ya tenemos prevendidos 4.000 de los 5.000 cajeros que tenemos pensado instalar”, indicó a la agencia de noticias, Sebastián Ponceliz, director ejecutivo de Odyssey, quien precisó que un cajero automático “cuesta US$ 10.000”.
La actual red de cajeros automáticos del país cuenta con 13.100 terminales, de las cuales Red Link posee 7.400 y Banelco 5.700.

“Vamos a tener el 27,6% de participación en la totalidad de cajeros”, destacó Ponceliz. Odyssey Group es una compañía con 12 años de experiencia en Estados Unidos, donde tiene 1.000 cajeros automáticos y administra otros 5.000.

Ponceliz dijo que a partir del segundo semestre del año comenzará la instalación de “2.000 cajeros para 10 clientes, un promedio de 200 para cada uno de ellos, que son cadenas de supermercados, farmacias, kioscos, estaciones de servicios y cooperativas”.

“El costo del traslado de dinero es del 8%”, con lo cual la instalación de estos cajeros representará un ahorro importante para su dueño, acotó.

Indicó que en el caso de los cajeros que son 100% propiedad de sus dueños “el costo de extracción va de $ 36 a $ 120”.
Puntualizó que Argentina tiene “un déficit de oferta en cajeros automáticos”, y remarcó que “hay 13.000 cajeros instalados, cuando deberían haber 50.000”.

El empresario señaló que en Argentina “se realizan 10.000 transacciones mensuales promedio por cajero”, mientras que en Estados Unidos, donde hay seis redes con medio millón de cajeros, el promedio de extracciones (por máquina) es de 100 al mes”.