Banco Mundial aprueba u$s 300 millones para obras viales

El Banco Mundial aprobó un crédito por 300 millones de dólares para que el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional, invierta en el Corredor Vial de Desarrollo del Noroeste, que componen 93 km en las rutas nacionales 34, 66 y 1V66 en la provincia de Jujuy donde se realizarán tareas de rehabilitación y se construirán autopistas beneficiando a más de 400 mil habitantes del norte argentino.

Las obras alcanzadas contemplan, en total, una inversión de 311 millones de dólares, de los cuales 300 serán aportados por Banco Mundial y 11 por el Tesoro Nacional. Los trabajos comenzarán el año que viene en Jujuy, según se informó desde la cartera de Transporte.

Por un lado, se avanzará en la construcción de autopistas en dos rutas nacionales y los trabajos prevén el reacondicionamiento de la calzada existente y la construcción de una segunda, pavimentada, a la que se sumarán distribuidores, colectoras y cruces a distinto nivel.

Por otro lado, se realizarán tareas de rehabilitación para el tramo de la Ruta Nacional 66 hasta el empalme con la Ruta 9.

“Esta es una de las obras viales más importantes que vamos a hacer en el país, fundamental para las provincias del norte argentino, para su desarrollo y crecimiento. Va a reducir tiempos de viaje y costos logísticos para la llegada de la producción regional a los puertos de Rosario. Y además va a salvar vidas, en ésta que hoy es una de las principales rutas de la muerte doble mano que tenemos en Argentina”, sostuvo al respecto Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

El Corredor Vial de Desarrollo del Noroeste fomentará el crecimiento económico y la integración regional, mejorando un circuito estratégico de vías que conectarán el Norte con el resto del país, así como con Brasil, Paraguay y Bolivia. Las obras, además, darán mayor seguridad a los habitantes de la región, beneficiarán la actividad turística y el traslado de producciones clave como el tabaco y el azúcar.

En la actualidad, los caminos a mejorar se encuentran pavimentados, pero deteriorados y colapsados. Los tramos mencionados de las RN 34 y RN 66 muestran un tránsito intenso, en particular de vehículos livianos, con 7.900 y 13.800 vehículos diarios, respectivamente. En los últimos 9 años, se registró un crecimiento anual de tránsito que ronda, en promedio, el 6,3%. Por eso, la circulación actual es, además de lenta, riesgosa.

Javier Iguacel, administrador general de Vialidad Nacional, remarcó que “el Corredor NOA cumple un rol estratégico en la distribución de bienes hacia y desde el interior del país, conectando también el noroeste argentino con Brasil, Uruguay y Bolivia. Además de beneficiar a unos 400 mil habitantes de la zona, la obra será un eslabón complementario del comercio con el Mercosur y un factor de consolidación para la integración regional”.

De manera complementaria a estas obras, se sumará la construcción de una autopista sobre la RN 34 entre el acceso a Salta y el límite Salta/Jujuy. El proyecto dará continuidad al Corredor Vial de Desarrollo del Noroeste.

Estos trabajos forman parte del Corredor del Noroeste, un ambicioso proyecto que está concretando el Gobierno Nacional para la construcción de casi 240 kilómetros de autopista que unirán las ciudades de Rosario de la Frontera, Metán, Güemes, Salta, San Salvador de Jujuy y San Pedro de Jujuy.

Dic, 14-2017