Home / Sin categoría / El optimismo cayó por segunda semana consecutiva

El optimismo cayó por segunda semana consecutiva

En el relevamiento del 27 de noviembre al 1 de diciembre el Índice Global de Optimismo Económico retrocedió 0,5 puntos y se ubicó en 38,4 puntos. Del mismo modo, el Índice Global de Optimismo Político cayó casi en igual magnitud (-0,6 puntos) para situarse en 45 puntos.

No se registraba una caída de dos semanas consecutivas en ambos subíndices desde hace poco más de un mes. No obstante, no se encuentran muy alejados de sus valores máximos (en especial el optimismo económico).

El optimismo económico disminuyó durante esta semana. Las expectativas se ubicaron en 41 puntos (-1 punto con respecto a la semana anterior) a raíz de una desmejora en los subíndices de situación futura de empleo, ingresos y precios (-2,9, -1,1 y -1 puntos, respectivamente). Por otra parte, la confianza no sufrió alteraciones y se mantuvo en 35,9 puntos.

No obstante, se registró una baja en el subíndice de ingresos que fue compensada por una suba en el correspondiente a precios (-1,2 y +1,5 puntos, respectivamente). La comparación interanual muestra que la confianza ha crecido significativamente más que las expectativas. En tanto, el efecto esperanza (diferencia entre expectativas y confianza) volvió a caer (-1 punto) producto de la baja en las expectativas y el incremento en la confianza.

El optimismo político cayó por tercera semana consecutiva. El subíndice de expectativas cayó 1,1 puntos para ubicarse en 44 puntos, principalmente como consecuencia de una desmejora en los subíndices de liderazgo futuro del Presidente y situación política futura (-1,4 y -1,2 puntos, respectivamente).

Por otro lado, el subíndice de clima político también disminuyó levemente (-0,2 puntos) y se estacionó en 46 puntos a raíz de la baja en los subíndices de situación política actual, liderazgo del Presidente y capacidad del Gobierno Nacional (-2,3, -1,1 y -0,5 puntos, respectivamente). Así todo, la comparación interanual denota un incremento tanto de las expectativas como de la confianza, aunque la segunda es levemente mayor a las primeras.

El optimismo se comportó parecido a nivel geográfico. El relevamiento en el ámbito porteño reportó una tenue caída de 0,1 puntos en el optimismo económico y una más pronunciada de 3,2 puntos en el optimismo político. En tanto, la medición en el Gran Buenos Aires arrojó una suba en el optimismo económico (+0,3 puntos) y un descenso en el optimismo político (-0,5 puntos). Como resultado, los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires siguen demostrando mayor optimismo, con una diferencia más clara a nivel político.

El optimismo también reflejó resultados parecidos entre los distintos niveles educativos. El optimismo económico retrocedió para los tres grupos de nivel educativo, siendo la caída de 0,4 puntos para el bajo y el alto y 1 punto para el medio. Asimismo, el índice de optimismo político reflejó una suba de 2,1 puntos para el grupo de nivel educativo bajo y una caída para los dos restantes (-2,9 puntos para el bajo y -1,5 puntos para el alto).

De esta forma, los individuos de menor nivel educativo siguen ubicándose como las más optimistas, aunque las discrepancias entre los tres grupos son muy leves.

Por último, el optimismo registró ciertas discrepancias entre las distintas edades. El índice de optimismo económico cayó 0,6 puntos para los menores y para los mayores de 40 años. De la misma manera, el índice de optimismo político subió 1,4 puntos para el grupo de menores de 40 años y retrocedió 3,4 puntos para los mayores. De esta forma, las personas mayores siguen siendo los más optimistas, siendo más evidente la diferencia a nivel político.

Dic, 05-2017

About Claudio Benites

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *