Freiler cada vez más cerca del abismo

El camarista y Alfredo Lijo intercambiaron correos electrónicos sobre la explotación de balnearios que no habían sido debidamente declarados; ahora son parte del juicio

Los mails de Freiler y el hermano del juez Lijo por negocios comunes

Primero fue una mansión de 600 m2 frente a la quinta de Olivos, los Mercedes-Benz, un yate y caballos; después, los viajes al exterior y sus gastos, que delataron su nivel de vida. Ahora, cuando faltan días para enfrentar la definición de su juicio político, aparecieron correos electrónicos que vinculan a Eduardo Freiler y al hermano del juez Ariel Lijo con la explotación de balnearios en Necochea desde la temporada 2012, según se desprende de los mails a los que accedió LA NACION.

Aumento de sueldos para los empleados, contratación de salvavidas, reformas edilicias, problemas con los impuestos, compra de reposeras, un informe con los precios de la competencia y hasta la recaudación del quiosco del balneario. Toda esa información llegaba por correo electrónico a manos de Freiler y Lijo en distintos documentos adjuntos (Excel y Word) que enviaban empleados del balneario. El camarista y el operador judicial tenían la última palabra, según se desprende de los documentos, que ya están en poder del Consejo de la Magistratura.

Cuatro días antes de ese mail, Silvia Inés Freiler, la hermana del juez, había ingresado formalmente como secretaria de Palmeras del Este SA. Su socio en esa operación era Federico Senzacqua, mano derecha de Freiler y Lijo en sus negocios en Necochea.

“Hola Eduardo, acá te mandamos un listado de ingresos, gastos y sueldos. Estoy a la espera de los números de Carlos [el contador], así cerramos la temporada”, escribió Senzacqua el 5 de mayo de 2012 a las 16.40. El asunto del correo era “nuestros números”. Y continuó: “Preguntas: tenemos que hablar del sueldo de Andrés. El dinero no me alcanzó para todo”. El correo, como muchos otros a los que accedió LA NACION, fue enviado directamente a dos casillas personales de Freiler. El camarista reenviaba ése y otra decena de correos casi inmediatamente a la cuenta de María Carla Lago, la entonces mujer de Alfredo Lijo, que no tenía mail y utilizaba la casilla de su esposa.

Octubre de 2012. La temporada del renovado balneario estaba por comenzar. Primero, enviaron un mail con la previsión del gastos de empleados para todo el verano; después, la información sobre las tarifas de un balneario vecino para fijar los precios de las carpas y estacionamiento.

La documentación puede tener un doble impacto para el camarista. En primer lugar, Palmeras del Este no fue declarado entre sus bienes. Y, además, Freiler estaría ejerciendo el comercio, una actividad prohibida para los jueces.

Otro detalle: los correos revelan su conocimiento sobre posibles irregularidades en el pago de impuestos. “Diciembre de 2011. El balneario facturó $ 80.000, cifra mucho mayor a 2010. Cabe aclarar que varios días no se facturaron dejando margen para que no llame la atención”, escribió el contador el 23 de enero de 2012. Y agregó, sobre el final del correo: “Tema ARBA. Vamos a trabajar para que no termine en nada raro. Creo que vinieron a recaudar y es probable que lo hagan. El tema es hasta cuánto…”.

Freiler encara hoy la etapa definitoria de su juicio político por mal desempeño. Desde las 9.30 se ensayará el debate final, que, se espera, culmine con un fallo del jurado de enjuiciamiento a mediados de noviembre.

Otra operación

Los viajes a Necochea de Freiler y Lijo se aceleraron desde 2012. El juez y el operador frecuentaban casi todas las semanas las obras de remodelación del balneario, informaron fuentes locales. El 13 de diciembre de 2011 se había cerrado el primer negocio. María Isabel Bertolotto le escribió un mail: “Hola Eduardo. El contador me mandó copia del contrato -que adjunto- de venta de acciones. Sería de esta forma, si están de acuerdo”. A continuación, detalló la cantidad de acciones que vendería de El Filántropo SA, la sociedad administraba el balneario El Muelle, justo pegado a Palmeras del Este, según los registros públicos de esa ciudad. Bertolotto le envió también datos de la recaudación de las temporadas 2009, 2010 y 2011. Antes de cerrar el contrato, Freiler -otra vez- le reenvió el correo a “Fredy”.

Los mails para Freiler y Lijo

De: Federico Senzacqua

Para: Eduardo FreilerAsunto: nuestros números

Hola Eduardo,

Tenemos que hablar del sueldo de Andrés para el invierno. El dinero no me alcanzó para todo. Falta pagar nuestros sueldos de abril. Faltan para pagar aportes de marzo y otros gastos por $ 45.000. Tenemos que comprar maderas si queremos proteger los vidrios de la pileta. Necesitamos más o menos 60.000, como para cerrar la temporada.

Bueno primo, te mando un abrazo

De: Mary Bertolotto

Para: Eduardo FreilerAsunto: x operación venta

Hola Eduardo,

El contador me mandó copia del contrato de venta de acciones. Sería de esta forma, si están de acuerdo.

Venta total: 40%, integrada de la siguiente forma:200 acciones vende María Isabel Bertolotto 600 acciones vende Enrique Bertolotto

De: Carlos Díaz

Para: Eduardo FreilerAsunto: comentario ARBA

Eduardo/Fredy

Quería comentarte acerca de ARBA y la inspección. Hasta el momento nos ajustaron Ingresos por $ 806.000, cuando nosotros declaramos hasta el momento $ 430.000 y en marzo vamos a declarar unos $ 170.000 más.

Ahora creo que están molestos y buscan hacer ajustes para 2010 que, como ya habíamos charlado, es ahí donde nos pueden hacer daño.

CREO QUE ES MOMENTO de hacer algo para que se vayan y podamos trabajar tranquilos

Esa es mi opinión, qué piensan ustedes??

Los mails de Freiler y el hermano del juez Lijo por negocios comunes
Oct, 24-2017
A %d blogueros les gusta esto: