Home / Política / Trump amenaza a Corea del Norte con un despliegue de ‘fuego y furia’

Trump amenaza a Corea del Norte con un despliegue de ‘fuego y furia’

“Más vale que Corea del Norte no haga más amenazas contra Estados Unidos”, le dijo Trump a reporteros en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey. Si continúan haciéndolo, “se toparán con fuego y furia como como nunca se ha visto en el mundo. Han llevado sus amenazas más allá de lo normal y, como dije, se toparán con fuego y furia y —francamente— poder como nunca se ha visto en el mundo”.

Estos comentarios de Trump se dan en momentos en que Corea del Norte escaló sus críticas hacia Estados Unidos y las Naciones Unidas, y amenazó con tomar “acción física sin piedad” en represalia por una nueva ronda de sanciones, avaladas por el Consejo de Seguridad de la ONU el fin de semana. Es la sexta ronda de sanciones emitidas desde 2006, cuando Corea del Norte realizó su primera prueba armamentista, y se estima que podrían generarle al país una reducción de hasta un tercio en las ganancias por exportaciones, con lo que —según los partidarios de las sanciones— Pyonyang no tendría los fondos para su programa de armas.

El comunicado de la Agencia Central de Noticias de Corea es la mayor señal de que el país realizará otra prueba nuclear o armamentista. “Una manada de lobos que quiere estrangular a una nación”, dice la misiva oficial. “Deben tener en mente que los pasos estratégicos de la RDPC serán acompañados por acción física sin piedad con la movilización de toda la fuerza nacional”, agrega, en referencia a la República Popular Democrática de Corea.

El mes pasado, Corea del Norte realizó dos pruebas exitosas de misiles balísticos intercontinentales; uno de los cuales habría alcanzado aguas japonesas.

Funcionarios y analistas no están seguros de que Pyonyang ya haya afinado la tecnología necesaria para lanzar una carga nuclear desde un misil balístico intercontinental. Pero la prueba más reciente, el pasado 28 de julio, sí despertó temores por demostrar potencial para alcanzar el continente americano.

Continue reading the main storyFoto

El canciller norcoreano Ri Yong-ho acudió el lunes a una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de ASEAN, en Manila. CreditNoel Celis/Agence France-Presse — Getty Images

“El desarrollo norcoreano de misiles balísticos y su programa nuclear se han vuelto problemas cada vez más reales e inminentes para la región de Asia-Pacífico, incluyendo Japón, así como para el resto del mundo”, alerta el gobierno japonés en su documento anual de evaluación de riesgos, publicado el martes. “Es posible que Corea del Norte ya haya logrado miniaturizar armas nucleares y haya obtenido ojivas” que podría instalar en esos misiles, añade el documento.

Uno de los obstáculos técnicos que le faltaría sortear es cómo proteger una ojiva nuclear pequeña cuando el misil caiga desde la atmósfera.

Las sanciones prohíben que los Estados miembro de la ONU importen carbón, hierro, minerales y mariscos desde Corea del Norte; Washington las calificó como “las sanciones más severas impuestas a cualquier país en una generación”. Por la mañana, Trump dijo en Twitter que “después de muchos años de fracasos, los países se están uniendo para por fin lidiar con los peligros que representa Corea del Norte. ¡Debemos ser fuertes y decisivos!”.

Sin embargo, hay dudas sobre si Rusia y China, los dos aliados vecinos de Pyongyang, serán rigurosos al acatar las sanciones. Estas tampoco contravienen que Corea del Norte pueda importar petróleo y exportar vestimenta o productos textiles que sus trabajadores producen para empresas chinas, aunque el paquete de castigo sí veta que haya empresas nuevas con Corea del Norte o inversiones adicionales en los emprendimientos ya vigentes.

Las capacidades nucleares de rápido desarrollo de Corea del Norte también han provocado que Japón y Corea del Sur se apuren a desarrollar maneras de protegerse; el segundo busca cómo reforzar sus habilidades de monitoreo y ataques preventivos para que los radares y aviones de reconocimiento puedan rastrear y neutralizar a cualquier posible misil norcoreano.

En Japón, en tanto, integrantes del gobierno de Shinzo Abe promueven cambiar la postura pacifista que adoptó el país después de la Segunda Guerra Mundial para poder atacar bases enemigas, según Reuters.

“Los lanzamientos de misiles de Corea del Norte han escalado las tensiones tanto en cantidad como en calidad. Quisiera estudiar si nuestra defensa antimisiles actual es suficiente” con los interceptores de tierra-aire, dijo el ministro de Defensa nipón Itsunori Onodera a The Associated Press el viernes pasado.

Ago, 09-2017

About Claudio Benites