Odebrecht sobornó a más de mil personas en el mundo

AFP
Tacla, de nacionalidad española, se encuentra con libertad provisional en espera de su posible extradición a Brasil para responder por el escándalo Odebrecht.

En declaraciones al diario ‘El País’ de España, Rodrigo Tacla, quien fue encargado de actividades legales del ‘Departamento de Operaciones Estructuradas’ de la compañía explica cómo, a través de un banco propio, se destinaban los recursos para influír en gobiernos de 12 países.

Tacla, abogado con nacionalidad hispano-brasileña, fue arrestado el pasado mes de noviembre por orden de un juzgado de Curitiba, Brasil. La justicia brasileña le acusa de haber lavado más de 12 millones de euros .

No obstante, Tacla niega haber realizado estas actividades asegurando que solo prestó sus servicios por un periodo de cinco años, en los que tuvo conocimiento sobre las “tapaderas” de la entidad porque tenía que “evaluar riesgos” en los países donde la constructora estaba comprando políticos.

De acuerdo con Rodrigo Tacla, Odebrecht adelantaba todo tipo de acciones para obtener favores políticos y así mismo ganar la firma de contratos de obras públicas, principal fuente ingresos de la mayor constructora de Latinoamérica.

“La constructora lo arreglaba todo pagando. Repartía comisiones al funcionario más bajo de la Administración y al jefe de Estado, indicó Tacla en su entrevista para ‘El País’.

Según el abogado, Odebrecht establecía un primer contacto con los políticos mediante sus campañas electorales, la constructora se ofrecía a financiar los los gastos del marketing político de los candidatos.

Cuando el político ganaba las elecciones debía incluir en su plan de gobierno las obras que eran de interés para Odebrecht.

“La constructora, en algunos casos, asesoraba a los países sobre cómo conseguir financiación a través de organismos como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID)” precisó Tacla.

Rodrigo Tacla le indicó al medio español que en el marco de estas prácticas la constructora llegó a sobornar a más de 1000 funcionarios de diferentes naciones.

“A través de la firma, cobraron desde gerentes de empresas públicas a jefes de Estado. Solo en Brasil hay 500 personas afectadas. Y existen políticos y altos funcionarios brasileños cuyos nombres todavía no han trascendido”.

Tacla también reveló detalles sobre el ‘Meinl Bank’, entidad bancaria que se estableció en Antigua y Barbudaque, paraíso fiscal en el Caribe, para realizar pagos irregulares.

“El Meinl Bank era una tapadera en ese paraíso fiscal del Caribe. Tenía solo tres empleados en una pequeña oficina. Su sede en São Paulo estaba en el consulado. Era el centro neurálgico desde el que se hacían los pagos irregulares. De ahí se transfería dinero a otros bancos como la Banca Privada de Andorra (BPA). Mediante pagos internos se evitaba dejar rastro y eludir las huellas de los fondoscuando se incluye el Swift (código de transferencia internacional).”

Cuando fue cuestionado por las actividades de Odebrecht con políticos de Colombia y de otros países de América Latina, Rodrigo Tacla negó tener un conocimiento a fondo sobre el caso de Colombia o tener detalles sobre la situación en Argentina, Perú, Venezuela o Guatemala.

No obstante Tacla destacó que las cifras de Colombia, reconocidas por Odebrecht son muy bajas, “no creo que Odebrecht tuviera una estructura en el país por solo 43 millones de euros”.

Jul, 28-2017

A %d blogueros les gusta esto: