Exsocio de Macri demanda a la Argentina por 157 millones de dólares

La empresa, encargada de la construcción del puente Rosario-Victoria, presentó una acción judicial contra el Estado nacional en tribunales internacionales.

El pasado empresarial de Mauricio Macri no deja de traerle muy malas noticias al jefe de Estado. Según se pudo conocer ayer, la empresa alemana Hochtief, socia del Grupo Socma, el cual pertenece a la familia presidencial, en un consorcio de empresas se presentó ante el Ciadi (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones) para demandar a la Argentina por 157 millones de dólares a raíz del incumplimiento de un contrato de construcción de un puente y un camino.

La firma teutona reclama la “desobediencia” por parte de la Argentina a través del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi), al sacarle la concesión para el levantamiento del puente Victoria-Rosario. El mismo une las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, y tiene un largo de 60 kilómetros. La concesión era manejada por Hochtief en unidad societaria con el Grupo Roggio, Sideco Americana (propiedad de Socma) y también Iecsa, cuyo dueño era entonces el primo presidencial, Ángelo Calcaterra.

Todas estas empresas eran parte de la sociedad Puentes del Litoral, que por diversas infracciones fue sancionada, primero, por el Estado en 2006, hasta que en diciembre de 2007 le fue quitada la concesión de la obra. Esto originó que en 2013 la firma concurriera al Ciadi para ser indemnizada como “damnificada” por el accionar del entonces gobierno de Cristina Kirchner.

Luego de presentar la demanda en el tribunal internacional, la sociedad conformada para la ocasión entró en 2014 en proceso de disolución, lo que llevó a que el objetivo central por parte de Hochtief fuera la acción judicial presentada. Tan es así que en diciembre del año pasado el Ciadi ordenó al Estado argentino abonarle a la firma germana la suma de US$ 13,41 millones por los “daños” ocasionados.

Igualmente, y a pesar de que el gobierno de Macri se mostró dispuesto a pagar este dinero a la empresa, la firma pidió la nulidad del fallo por considerarlo “desfavorable” a sus intereses, lo que lleva a que, a más tardar el mes que viene, el Ciadi deba emitir sentencia definitiva sobre el caso.

Escándalo mayor

La noticia del reclamo se dio a conocer luego de que la semana pasada el tribunal internacional que depende del Banco Mundial resolviera en contra de nuestro país por la estatización de Aerolíneas Argentinas, que obligó al Gobierno nacional a abonar la suma de 320 millones de dólares en el marco de una demanda del fondo Burford.

En diálogo con diario Hoy, el titular de la Comisión Nacional de Usuarios Viales (Conaduv), Ricardo Lasca, señaló que “el puente Rosario-Victoria fue un gran escándalo, ya que se pagó casi en su totalidad con un subsidio de la Nación y de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos. Esto fue un gran negociado para la patria contratista, para el club del peaje y los amigos del poder, como ha pasado siempre en el país”.

Para el defensor de los usuarios viales, “lo de la empresa alemana es evidentemente una estafa en la que fueron partícipes diversas empresas también del Estado, como los Roggio o los Macri, que forman parte de esa patria contratista que se queda con grandes contratos por parte del Estado nacional o de los gobiernos provinciales, sin dejar nada a cambio para los usuarios de las rutas argentinas”.

“Las actuales autoridades hablan de un tema que no conocen, ellos vienen de la ciudad de Buenos Aires y no conocen el interior profundo y sus complejidades. Todo lo que es a nivel nacional y provincial es lo mismo, con peajes escandalosos y obras siempre que benefician a los amigos del poder. Hoy se sigue en esta misma actitud sin cambio alguno por parte de los mismos”, resaltó Lasca.

De acuerdo a lo que se comenta en los pasillos del poder, a pesar de haberse disuelto la sociedad, las relaciones entre el Grupo Macri y Hochtief siguieron siendo muy buenas. Muchos de los miembros de la firma teutona que trabajaban en el país pasaron a cumplir funciones en Socma para llevar adelante los grandes contratos que la familia presidencial ha tenido con el Estado nacional a lo largo de las últimas décadas.

Una sociedad ligada al poder local

La sociedad Puentes del Litoral estuvo desde el mismo momento en que fue creada muy ligada al poder económico local. Con el 26% de las acciones, Hochtief era el accionista mayoritario de la firma y quien tenía la última palabra a la hora de ejecutar las acciones en la obra del puente Rosario-Victoria.

El capital internacional de la compañía seguía con las italianas Impregilo (22%) e Yglis (4%). A su vez, el capital nacional venía de la mano del Grupo Roggio, que poseía el 20% de la masa societaria y capitalizaba buena parte de las ganancias, y el Grupo Techint, que detentaba el 8%.

Por su parte, la familia presidencial tenía a través de Sideco Americana, que pertenecía al Grupo Socma, el 19% de las acciones, a lo que la seguía Iecsa de Ángelo Calcaterra, primo de Mauricio Macri, con el 1% de las acciones. Esto marca que la cercanía de la sociedad con el poder económico nacional era muy fuerte y consolidado a lo largo del tiempo.

Datos claves del reclamo presentado ante el Ciadi

– Diciembre 2007

El Estado le quita a la empresa la concesión del levantamiento del puente Rosario-Victoria

– Marzo 2013

Se presenta una demanda judicial contra el Estado por la rescisión del contrato

– Junio 2014

La sociedad Puentes del Litoral entra oficialmente en proceso de disolución

– Diciembre 2016

El Ciadi ordenó al Estado pagarle US$ 13,41 millones, más intereses, a Hochtief

– Abril 2017

La firma teutona pidió la nulidad del fallo del Ciadi y continúa con la demanda judicial

– Agosto 2017

El tribunal internacional debería dictar sentencia definitiva en el caso.

Jul, 27-2017

A %d blogueros les gusta esto: