TEMER sigue complicándose, ahora lo ACUSO la policía

La policía brasilera pide incluir al presidente Temer en una investigación contra su partido.Policía pide incluir a Temer en investigación contra su partido

La Policía Federal solicitó incluir al presidente de Brasil, Michel Temer, en una investigación relacionada con el caso Petrobras y distinta a la ya abierta en su contra en la Corte Suprema a partir de la cual fue denunciado por corrupción pasiva, según publicó hoy el diario ‘O Estado de Sao Paulo’.

En un informe enviado al Supremo, la Policía brasileña pidió incluir al mandatario en una investigación iniciada contra la bancada del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el propio Temer, en la Cámara de Diputados, de acuerdo con el periódico en su versión web.

La investigación, señaló el medio, hace parte del caso Petrobras, que investiga la colosal trama corrupta destapada en el seno de la petrolera estatal y por la que han sido enviados a prisión numerosos empresarios y políticos.

Según ‘O Estado de Sao Paulo’, la Policía también pidió incluir en dicha investigación a los ministros Eliseu Padilha, de la Presidencia, y Wellington Moreira Franco, de la Secretaría General de la Presidencia, salpicados en otros escándalos de corrupción.

En el citado proceso ya hay actualmente 15 investigados, entre ellos el expresidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, hoy detenido por corrupción, y el exministro de Turismo Henrique Eduardo Alves, también detenido, apuntó el diario.

El Supremo deberá decidir ahora, en base al reporte de la Policía filtrado por el periódico, si incluye a Temer y a los dos ministros en el caso en calidad de investigados.

El comisario de la Policía Marlon Oliveira observó que surgieron “nuevos relatos” que apuntan a maniobras del PMDB en la Caixa Económica Federal, entidad financiera de carácter público, y “citan la supuesta implicación de otras personas con fuero privilegiado”, entre ellas Temer, Padilha y Moreira Franco, citó el periódico.

Oliveira, según ‘O Estado de Sao Paulo’, mencionó en su informe el contenido de las revelaciones a la Justicia de varios ejecutivos del grupo JBS, las cuales también sirvieron de base para la investigación ya abierta contra Temer por supuesta corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita.

En base a esos testimonios, que acusaron a Temer de recibir sobornos desde 2010 y aportaron una explosiva grabación en la que el gobernante escucha en silencio y hasta consiente posibles delitos, la Fiscalía presentó la semana pasada una denuncia en contra del jefe de Estado por un supuesto delito de corrupción pasiva.

Según la Constitución brasileña, un gobernante en pleno ejercicio del cargo solo puede ser investigado por un delito de carácter penal si hubiera sido cometido durante su mandato, lo cual, según sostiene la Fiscalía, es el caso de Temer, en el poder desde hace el año pasado, tras la destitución de Dilma Rousseff.

Tras ser denunciado por corrupción pasiva, Temer se convirtió en el primer mandatario en la historia del país en ser acusado por la Fiscalía, en pleno ejercicio del poder, por un delito penal.