PREVISIBLE: ODEBRECHT se fue del SARMIENTO

Golpeada por el escándalo de las coimas y a pedido del Gobierno, la constructora le cedió su parte a una compañía italiana.
IRREGULARIDADES. Odebrecht habría pagado millones de dólares en coimas para conseguir contratos.

El soterramiento del ferrocarril Sarmiento era la principal obra pública que Odebrecht tenía en la Argentina, y es esta una de las causas que investiga la Justicia Federal por el presunto pago de sobornos millonarios durante el kirchnerismo para ganar este contrato.

Golpeada por este escándalo -la empresa confesó que sólo en la Argentina pagó U$S 35 millones en coimas- y a pedido del Gobierno, la firma brasileña decidió vender su participación en el consorcio por estas obras a la compañía Ghella.

Este proyecto tiene un presupuesto de US$ 3.000 millones, aportados por el Estado, y un avance de obra del 3%. Ghella manejaba las direcciones del Proyecto y de la Producción y ahora incorpora la de Ingeniería. Además conseguiría nuevo financiamiento para la megaobra.

El Consorcio Nuevo Sarmiento estará ahora a cargo de la firma italiana, con el 70,4% de las acciones, la empresa local Sacde (ex-Iecsa) mantiene el 28,6% y la española Comsa el 1% restante. El Gobierno recibió la notificación de la transferencia y todo indica que aprobaría la operación, consigna Clarín.

Este escenario beneficia al oficialismo ya que, en un año electoral, le hubiera resultado muy adverso tener que hacer inauguraciones de obras realizadas por una empresa involucrada en un fuerte escándalo de corrupción.

El Gobierno nunca logró a acordar un convenio de cooperación con la empresa brasileña, que había pedido “inmunidad judicial” en la Argentina, además de seguir con las operaciones en el país.

A todo esto el ministro de Energía Juan José Aranguren había cancelado el año pasado un contrato con el gigante de la construcción brasileño por la ampliación de gasoductos por sobreprecios, que serían mayores a U$S 800 millones.

Jun, 29-2017