IATA resuelve acelerar procesos de modernización en carga aérea

La 73ª Asamblea General Anual (AGM) de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional realizada hasta hoy en Cancún, resolvió acelerar la modernización y la transformación de la industria de carga aérea.

La resolución, que se basa en el Acuerdo sobre la Facilitación del Comercio (AFC) de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se da en concordancia con las reformas que se están llevando adelante en el Aeropuerto Internacional de Tucumán orientadas hacia una mejora en las condiciones para la carga aérea.

La inversión total de las obras superará en la estación aérea de la provincia norteña será de $ 1.500 millones y además de nuevos hangares pasará a contar con una pista de 3.500 metros de extensión, que permitirá recibir aviones de gran porte, incluyendo el Airbus A380, la nave de pasajeros más grande del mundo.

“El AFC facilita el comercio mundial agilizando y abaratando los costes. Pero los procesos de carga aérea se han quedado estancados en el siglo anterior. Debemos revisar urgentemente los procesos de nuestra industria si queremos aprovechar el impulso que recibirá el comercio mundial tras el AFC ‒1 billón de dólares‒ y la consiguiente mejora del panorama económico mundial. No podemos perder tiempo. Nuestros clientes quieren disfrutar ya de los beneficios de la documentación electrónica”, dijo Alexandre de Juniac, consejero delegado de la IATA.

La resolución de la IATA insta a la industria de carga aérea a que adopte un enfoque centrado en el cliente para ofrecer soluciones que respondan a las necesidades emergentes de los expedidores.

Solicita a la industria que apremie la digitalización de la cadena de valor para beneficiarse de unos procesos más sencillos y aprovechar las ventajas de compartir la información, contribuyendo, así, a mejorar la eficiencia.

Además que adopte estándares modernos y armonizados para un transporte más seguro y eficaz, especialmente en el transporte de mercancías peligrosas.

Que utilice de la misma manera las innovaciones tecnológicas para proporcionar a los clientes servicios basados en sistemas de inteligencia que permitan hacer el seguimiento, enviar alertas en tiempo real y responder ante cualquier eventualidad y que aproveche el poder de los datos para una industria de carga más eficiente y eficaz.

La cooperación es también un aspecto crítico para impulsar la transformación de la industria, especialmente para un negocio donde las normas mundiales son vitales. La resolución pide también a los gobiernos que apoyen el proceso de modernización de la industria:

“Es un buen momento para el cambio. Tras varios años de estancamiento, la demanda de carga aérea comienza a repuntar. Estamos viendo también nuevas oportunidades de negocio a través del comercio online y del transporte de mercancías sensibles al tiempo y a la temperatura, especialmente productos farmacéuticos”, dijo De Juniac.

En 2016 las aerolíneas transportaron 52 millones de toneladas ‒más del 35% del valor del comercio mundial‒, equivalente a 6,4 billones de dólares. El sector de carga aérea genera unos ingresos anuales de 50.000 millones de dólares y proporciona ayuda humanitaria ante desastres naturales.

Jun, 06-2017